No más excusas para Stephen Curry

0
185

Dos veces MVP de la temporada regular, el primer y único MVP unánime en la historia de la NBA, un título de anotaciones, record de más triples en una temporada regular y en un juego, además de un Campeonato de liga. Impresionante el resumé que el estelar base de los Golden State Warriors, Stephen Curry ha recopilado en los últimos cuatro años.

Y es que en su corto tiempo en la NBA ya es considerado por muchos como el mejor tirador de todos los tiempos y uno de los jugadores más emocionantes que ha pisado una cancha de baloncesto. No obstante, la pregunta debería ser: ¿le falta algo por lograr a Curry?

Con todo lo que ha sido capaz de lograr, el armador de los Warriors es señalado por algunos de sus seguidores y por la mayoría de sus “haters” como el jugador que ha desaparecido en las dos pasadas Series Finales. En el primer Campeonato de los Warriors, la final de 2015, el equipo de la bahía entró como claro favorito, al acumular record en la temporada regular de 67 ganados y 15 perdidos y encontrar a unos Cleveland Cavaliers sin Kevin Love y perdiendo a Kyrie Irving en el primer partido de la serie. Sin embargo, luego de varios juegos discretos de Curry y con la gran aportación ofensiva y defensiva de Andre Iguodala, se seleccionó a este último como MVP de las finales.

En otras palabras, aún ganando el Campeonato, Curry no fue el mejor jugador de su equipo para esa serie. Luego, y aún más increible, en la revancha contra los propios Cavaliers en el 2016 Stephen Curry promedió 22.6 puntos por partido y 3.7 asistencias por partido, mientras tiraba para un 40% de campo. Números muy por debajo del estandar del MVP unánime que promedió en la serie regular más de 30 puntos por juego y tirando para un 50% de campo. Esta actuación le costó a los Warriors lograr su segundo Campeonato consecutivo.

Tras una temporada record de 73 victorias, los Warriors suman a sus filas al cuatro veces líder de anotaciones y ex MVP de la liga, Kevin Durant. Con la llegada de Durant el equipo de la bahía añade a un top tres de la NBA, creando una ofensiva sin limitaciones. Lo bonito del equipo de Golden State es que cuenta con jugadores muy ofensivos pero que no dudan en compartir el balón y alimentar a sus compañeros. A principios de temporada se hablaba sobre la defensa de los Warriors y cómo esta sería su talón de Aquiles, sin embargo, terminó la temporada regular como una de las mejores defensas de la liga.

Con cuatro estrellas en el cuadro regular, una banca que ha ido mejorando durante la temporada, uno de los mejores coaches jóvenes de la liga en Steve Kerr y con la experiencia de los pasados años, no hay manera de que Steph Curry deje escapar este Campeonato. Se acabaron las excusas y las salvadas de sus compañeros. El propio MIchale Jordan decía que la clave del éxito es el fracaso, luego de dos finales discretas, llegó el momento de que el único MVP unánime en la historia de la liga de un paso al frente y lidere a los Warriors a su Segundo Campeonato en los pasados tres años y por qué no, reclame su primer MVP de las finales.

Advertisements

Leave a Reply