Brad Stevens competidor feroz de la NBA

‘I’m going to quit Lilly, and I want to be a coach”, Brad Stevens, tenía 23 años cuando llamó a su padre y le comunicó la noticia. Había sido dominado por el amor al baloncesto, que hoy lo compensa y reconoce como un competidor feroz en la mejor liga del mundo, la NBA.

BS

 

Stevens, de 40 años, dirige la franquicia de los Boston Celtics que es una de la más exitosa en la historia de la NBA. Este equipo cuenta con 17 campeonatos y figuras del calibre de Bill Russell, Larry Bird, Bob Cousy y más reciente Paul Pierce. Los Celtics se encuentran al tope de la liga cuando de historia y cultura baloncelística se habla. No obstante, para que estos jugadores lograran alcanzar el éxito fue necesario contar con legendarios dirigentes como Red Auerbach, Bill Fitch y KC Jones.

Y es que la importancia de un dirigente no solo radica en las jugadas que pueda crear o la audacia de pedir tiempo en el momento indicado. La parte más importante y donde muchos entrenadores fallan en el más alto nivel es en liderar 12 jugadores con egos elevados y metas individuales de posicionarse en la NBA. Hasta ahora, grandes dirigentes como Pat Riley, Phil Jackson y más recientemente Greg Popovich, han logrado amaestrar el arte de liderar un grupo y crear una cultura ganadora en la que los 12 jugadores conozcan su rol y aporten su parte para lograr unidad y ganar partidos.

La historia de la NBA se caracteriza por contar con dirigentes mayores de 45 años, con pocas excepciones. Sin embargo, en la actualidad la tendencia está cambiando, con más equipos brindando oportunidad a dirigentes jóvenes con nuevas maneras de liderar y poca experiencia en la NBA. De todos los dirigentes jóvenes que presenta la liga, Brad Stevens es una figura llamativa que logró, en poco tiempo, implementar su marca y crear una cultura ganadora como dirigente de los Boston Celtics.

Stevens comenzó su carrera como voluntario en la Universidad de Butler, luego de renunciar a su trabajo de mercadeo en una farmacéutica en los Estados Unidos. Allí logra convertirse en asistente hasta que la universidad le dio la oportunidad de ser su entrenador. Aunque no llevaba mucho tiempo de dirigente, comenzó a llamar la atención de los directivos de los Celtics por su liderazgo y estrategias para lograr crear un ambiente favorable en los camerinos de sus equipos. En el 2013, y con tan solo 36 años, los Celtics le ofrecen la posición de dirigente y un equipo en transición que buscaba retomar la ruta ganadora en la NBA.

 

Tras cuatro años en la liga, Stevens, llevo a los Celtics al mejor récord en la Conferencia del Este. Contando con un roster con Isaiah Thomas como su máxima figura y jugadores importantes como Avery Bradley y Al Horford, los Celtics se presentan como uno de los mejores equipos defensivos y sin duda, uno de los equipos más físicos y aguerridos de la NBA.

BS 4

La historia de Stevens es una muestra de que las metas se pueden alcanzar si se decide trabajar en ellas. Es de admirar como Stevens en su corta edad decidió renunciar a un buen trabajo para perseguir su pasión, el mundo del baloncesto.

Hoy, Stevens podría ser el líder de mercadeo más allá de la compañía para la que trabajó, pero su deseo y tenacidad se encuentra en el banquillo de la histórica franquicia de los Boston Celtics. El joven entrenador intenta devolver la gloria a esta ciudad y brindarle su 18vo Campeonato, lo que lo convertiría en un inmortal de la franquicia.

Como nos motiva Jordan Belfort:

“La única cosa que se mantiene entre tú y tu meta es la historia que sigues contándote sobre porque no puedes conseguirla”.

Sin dudas, Brad Stevens dejo las excusas, asumió el riesgo y hoy vive su sueño.

BS 3

 

Deja un comentario

Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: