Impresionante victoria de los Celtics en la carretera

1
116

Luego de perder de manera aplastante en su casa y descartar el regreso a cancha de su jugador estelar, por lo que queda de postemporada, nadie le daba oportunidad a los Celtics de ganar un partido en esta serie.

Los Cleveland Cavaliers comenzaron el partido con cómoda ventaja que desapareció desde mediados del tercer cuarto y principios del cuarto. Todo indicaba que la serie se pondría 3-0 y que los Cavaliers adelantarían a su tercera final consecutiva este próximo martes, sin embargo, la historia fue otra.

Hay que darle total crédito al equipo de Boston que salió a jugar como un equipo acorralado que no tenía nada que perder. Contaron con excelentes actuaciones de Al Horford con 16 puntos, Marcus Smart con 27, Olynyk con 15 viniendo del banco y Avery Bradley con 20 y el canasto ganador.

Avery Bradley, Iman Shumpert

Sin embargo, la razón principal para la derrota de los Cavaliers recae en los hombros de Lebron James. El cuatro veces MVP, comenzó el partido involucrando a sus compañeros y fue exitoso en ello, con Kevin Love terminando con 28 puntos y Kyrie Irving con 29. Pero, el equipo de los Cavaliers luce dominante cuando Lebron entra en modo de ataque desde el minuto inicial. En el partido de anoche James solo anotó 11 puntos en 45 minutos jugados, INEXCUSABLE.

Kyrie Irving es un jugador con muchas armas ofensivas, pero la realidad es que el equipo de Cleveland pierde efectividad cuando él se encuentra a la batuta. Se trata de un jugador que detiene demasiado el balón y juega mucho uno contra uno, logrando que la ofensiva de los Cavaliers entre en baches y le brinde confianza a su contrincante. Por el contrario, cuando James es quien lidera la ofensiva y ataca el canasto constantemente, se abren un sinnúmero de oportunidades para sus compañeros y que, además, se refleja en el lado defensivo de la cancha.

Sin embargo, los fanáticos de los Cavaliers no tienen de que preocuparse, se trata de un equipo de Boston inferior, que los Cavaliers son capaz de vencer en cualquier momento y escenario. Deben agradecer que les pasara en un momento como este y no en una final contra los Warriors donde un partido así podría decidir la serie.

Para el cuarto juego esperen a un Lebron extra agresivo, buscando atacar, anotar y crear desbalances en la defensiva de los Celtics. Sin duda, los Cavaliers deben ganar los próximos dos encuentros y tener un tiempo de descanso antes de la tan esperada tercera final consecutiva contra los Warriors.

Advertisements

1 COMMENT

Leave a Reply