¿Qué esperar de las premiaciones de la NBA?

0
99

Finalizó la temporada 2016-2017 de la NBA con los Golden State Warriors venciendo a los Cleveland Cavaliers en cinco partidos, para reclamar su segundo campeonato en los últimos tres años.

Luego, los Philadelphia 76ers reclamaron a Markelle Fultz como primer escogido en el sorteo de novatos y Los Ángeles Lakers seleccionaron a Lonzo Ball en el segundo turno. Pero ¿qué falta para completar la temporada de la NBA?

Hasta el pasado año los premios individuales de la temporada regular eran otorgados durante playoffs, pero, este año la liga inaugurará una nueva estrategia en la cual revelarán los ganadores de estos premios en una ceremonia especial. La misma se llevará a cabo esta noche, 26 de junio, en el Basketball City en el Pier 36 de Manhattan. Durante la ceremonia se dará mención a los siguientes premios:

Rookie of the Year  (Novato del año)
• Defensive Player of the Year (Jugador defensivo del año)
• Sixth Man Award (Mejor sexto hombre)
• Most Improved Player (Jugador de mayor desarrollo)
• Coach of the Year (Dirigente del año)
• Most Valuable Player (Jugador Más Valioso)

La liga anunció tres finalistas para cada premio, te presentamos un resumen de cada uno de los jugadores y la posibilidad que tienen de alzarse con el trofeo. ¡Comencemos!

Rookie of the Year (Novato del Año)

estaditicas noche de premios

Los tres finalistas llegan con diferencias muy marcadas que tenemos que evaluar a la hora de decidir quién se llevará el trofeo de novato del año.  Malcolm Brogdon no tuvo estadísticas sobresalientes que le pudieran garantizar el trofeo, pero se convirtió en un jugador de perímetro muy importante en un equipo de playoffs.

Los Milwaukee Bucks decidieron firmar y ofrecer el puesto de armador regular a Matthew Dellavedova, experimento que no resultó como esperaban y terminó abriendo la puerta para que Malcolm Brogdon asumiera un rol mucho más importante dentro del equipo. Los Bucks terminaron con récord de 42-40, sextos en la Conferencia del Este.

Brogdon se caracterizó por ser in jugador fogozo que no les temía a las grandes situaciones, mostrándose como una pieza de valor en el futuro de la franquicia de Milwaukee. Sin dudas, el poner números es importante a la hora de decidir premios, pero el lograr hacerlo dentro de un equipo ganador tiene más peso.

Por otro lado, la historia de Joel Embiid es totalmente diferente a la de Brogdon. Embiid comienza la temporada con restricción de minutos y con la expectativa de que sería la figura principal de los 76ers y el centro de siete pies no defraudó. En su primera temporada promedió 20 puntos y 8 rebotes por juego en tan solo 25 minutos por juego.

Estadísticas impresionantes, Embiid mostró que su impacto en el juego puede ser crucial para cambiar el futuro de los 76ers. Sin embargo, Embiid solamente jugó en 31 partidos de los 82 que consta la temporada regular, y en los 31 partido solamente jugaba 25 minutos por juego.

En otras palabras, su impacto no se puede cuestionar, pero su durabilidad es un factor que hay que tomar en consideración.

¿Podrían darle el premio a un jugador que no jugó ni la mitad de la temporada y lo hizo en un equipo que terminó penúltimo en su conferencia con récord de 28-54?

Definitivamente los números no pueden serlo todo y ganar debe ser importante a la hora de otorgar un premio.

Por último, se encuentra Dario Saric, quien tras varios años jugando en la liga de Croacia decide dar el salto para jugar con los 76ers en la NBA. Con 23 años, el novato ya tenía experiencia jugando con jugadores profesionales, aunque no de la talla de los jugadores de la NBA. Desde el inicio, Saric mostró que tiene la habilidad necesaria para competir en la NBA y aportar al equipo de Philadelphia. Jugó 81 partidos y terminó con números respetables para ser su primer año, fue una de las pocas constantes del equipo de los 76ers. Sin embargo, Saric logró números parecidos a los de Brogdon, pero con la gran diferencia de hacerlo en un equipo donde la presión no existía y ganar no ha sido prioridad en los últimos años.

Conclusión: Joel Embiid sin dudas cuenta con los mejores números de los finalistas, y Dario Saric se muestra como una pieza importante en el equipo de Philadelphia. Pero debemos ser consistentes, ganar debe importar en el deporte y NUNCA será lo mismo poner grandes números en un equipo mediocre que ponerlos en un equipo ganador. Con Embiid jugando poco y Saric con números cerca de los de Brogdon, debemos darle peso a ganar. Por estas razones, el ganador de este premio debe ser Malcolm Brogdon de los Milwaukee Bucks.Tercera nochde de nba .png

Defensive Player of the Year (Jugador Defensivo del Año)

Además de la carrera por el MVP de la liga, el premio al jugador defensivo del año aparenta ser el más cerrado. Con tres finalistas con las credenciales para llevarse el premio, los periodistas que emitieron su voto contaron con la difícil tarea de escoger quien será el mejor jugador defensivo de la temporada 2016-2017.

El primero, es Rudy Gobert, centro de los Jazz de Utah que cuenta con un juego defensivo impecable, protegiendo el canasto y cambiando muchos tiros del contrario. Gobert lideró la liga en tapones con 2.6 por partido y culminó la temporada cuarto en rebotes con un promedio de 12.8 por partido. El equipo de Utah terminó como uno de los mejores equipos defensivos y en gran medida se debe a la presencia de Gobert en la pintura.

Segundo, encontramos al ganador de los pasados dos años, Kawhi Leonard de los San Antonio Spurs. Leonard se convirtió en uno de los defensores más temidos en la liga, en los pasados años ha sido capaz de frenar la ofensiva de jugadores de la talla de Kevin Durant y LeBron James y es capaz de defender y presionar a jugadores más pequeños como Chris Paul o Russell Westbrook. El impacto de Leonard en el equipo de los Spurs va más allá de lo defensivo, actualmente el jugador se ha convertido en uno de los mejores jugadores ofensivos de la liga, creando una mezcla letal para los oponentes.

 

green
Draymond Green| Power forward|

Por último, tenemos a Draymond Green de los campeones Golden State Warriors. Jugando la posición de power forward, Green, lideró la liga en cortes de balón (steals) con promedio de 2.03 por partido. Pero el impacto principal de Green no se ve solamente en las estadísticas, su versatilidad defensiva le da la oportunidad a Golden State de jugar bajito con Green como centro y crear problemas para sus adversarios con la llamada “death lineup”.

 

Green demostró que puede ser efectivo defendiendo jugadores más altos en el poste y a su vez es capaz de defender jugadores más pequeños y rápidos. Los Warriors en muy pocas ocasiones se encuentran en desventaja, ya que incluso cuando cambian en las cortinas, Green es capaz de defender efectivamente al armador contrario. Durant y Curry son los mejores jugadores de los Warriors, pero Green es el líder del equipo, en especial en el lado defensivo de la cancha.

Debe ser una votación cerrada y cualquiera que gane el premio será una buena elección. Los tres finalistas tienen lo necesario para lograr ser el jugador defensivo de la temporada 2016-2017. Sin embargo, el impacto defensivo y la versatilidad que le brinda Draymond Green al equipo campeón le debe dar una pequeña ventaja para ganar el premio este año.

Sixth Man of the Year (6xto hombre)

Este premio cuenta con dos candidatos de los Houston Rockets y uno de los campeones Golden State Warriors. Los dos Rockets compitiendo por el premio son Lou Williams y Eric Gordon, mientras que el tercer candidato lo es Andre Iguodala de los Warriors. Los dos competidores de los Rockets cuentan con las mejores estadísticas, pero podrían quitarse votos entre sí. Eric Gordon estableció un récord como el único jugador en anotar más de 200 triples en una temporada viniendo del banco y Lou Williams terminó como líder anotador de los tres candidatos con 17.5 puntos por juego. Sin embargo, Williams jugó gran parte de la temporada con los Lakers y cuando fue cambiado a Houston promedió 14.9 puntos por juego para los Rockets.

En el caso de Andre Iguodala su impacto va más allá de los números. Iguodala solamente promedió 7.6 puntos por juego, pero siempre se caracteriza por entrar del banco a inyectar energía en el lado defensivo de la cancha creando anotaciones en transición a los Warriors. También, se distingue por defender al mejor jugador del otro equipo y brindarle la oportunidad a los Warriors de jugar con alineaciones pequeñas que tanto dolor de cabeza les da a sus contrincantes.

La decisión debe estar entre Eric Gordon y Andre Iguodala. Ambos jugaron para equipos ganadores, pero sus impactos son totalmente diferentes. Gordon se caracterizó por entrar a anotar para los Rockets, en especial canastos de tres puntos. Iguodala, por el contrario, se caracterizó por impactar el juego en el lado defensivo de la cancha. Dejándonos llevar por la premisa de que los jugadores de los Rockets se quitarán votos entre sí, Iguodala debe levantar el trofeo como mejor 6to hombre.

Most Improved Player (Jugador de Mayor Progreso)

Finalistas:

Giannis Antetokounmpo, Milwaukee Bucks
• Rudy Gobert, Utah Jazz
• Nikola Jokic, Denver Nuggets

Estos tres jugadores dieron pasos gigantes en su carrera en la NBA esta temporada. Rudy Gobert se convirtió en uno de los jugadores defensivos más dominantes de la liga y mostró ser efectivo en la ofensiva. Además, logró llevar a los Utah Jazz a los playoffs y avanzar hasta la segunda ronda, perdiendo contra los eventuales campeones Golden State Warriors.

Nikola Jokic tuvo un comienzo de temporada un poco frio, pero luego se convirtió en una de las sorpresas de la NBA. El centro del equipo de los Nuggets de Denver mostró ser uno de los jugadores más versátiles para su posición. Capaz de anotar, rebotar y hacer asistencias, Jokic terminó la temporada con seis triples-dobles, la mayor cantidad para un centro esta temporada. Este jugador se ha convertido en el jugador que los Nuggets andaban buscando para construir el equipo a su alrededor. Debemos esperar que siga mejorando cada temporada, pues cuenta con las habilidades y herramientas necesarias para convertirse en uno de los jugadores más sobresalientes en su posición.

Este premio debe tener dueño y es el estelar jugador de los Milwaukee Bucks, Giannis Antetokounmpo. El estelar small forward de los Bucks emergía en la liga como una futura estrella, sin embargo, su avance esta temporada fue mejor de lo esperado. No solamente se convirtió en un gran jugador, sino que es uno de los jugadores más explosivos y completos que tiene la liga.Antetokumpo.png

Giannis lo hizo todo por su equipo, terminando con promedios de 22.9 puntos|8.8 rebotes|5.4 asistencias|1.6 steals| 1.9 blocks|. Con 6’9” de estatura, Giannis es capaz de manejar el balón como un guard y su penetración al canasto de ha convertido en una de las armas más dominantes de la liga. Aunque todavía tiene mucho espacio para mejorar su tiro a media y larga distancia, Antetokounmpo mostró mejora en su tiro, atreviéndose a tomar largos tiros con regularidad. Giannis pasó de ser una promesa a convertirse en una estrella en la NBA.

¿Podrá este próximo año dar el siguiente paso y convertirse en una super-estrella, capaz de liderar a su equipo profundo en los playoffs?

Ganador del premio: Giannis Antetokounmpo, Milwaukee Bucks

Coach of the Year (Dirigente del Año)

Candidatos:

• Mike D’Antoni, Houston Rockets
• Gregg Popovich, San Antonio Spurs
• Erik Spoelstra, Miami Heat

Todos los años el maestro de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich, parece ser el candidato perfecto para ganar este premio y este año no es la excepción. Guiados por Kawhi Leonard y un excelente juego en conjunto los San Antonio Spurs lograron terminar segundos en la Conferencia del Oeste con récord de 61-21. Los Spurs lograron adelantar hasta la final de Conferencia, perdiendo con los Warriors 4-0. En el primer partido de la serie, los Spurs dominaban por más de 20 puntos a los Warriors, hasta que una lesión en el tercer quarter sacó de carreara a su estelar Leonard, de ahí en adelante la historia fue otra, los Spurs terminaron perdiendo ese partido y eventualmente la serie. San Antonio basa su juego en una defensa impecable y una ofensiva de mucho movimiento de balón. Esto lo logran con una cultura establecida por muchos años, donde cada jugador entiende su rol y lo ejecuta a la perfección, de esta manera Poppovich le saca el mayor provecho a cada jugador.

Luego de comenzar la temporada con récord de 11-30, los Heat se convirtieron en uno de los equipos más calientes de la liga. Terminaron la temporada con una racha de 30-11, para así lograr terminar con récord de 41-41, empates en el octavo puesto en el este, perdiendo su entrada a los playoffs por tie braker con los Chicago Bulls. El Heat contaba con piezas como Hassan Whiteside, Goran Dragic y Dion Waiters, ninguno de ellos considerados como estrellas en la NBA. Con un núcleo de jugadores jóvenes, Spoelstra logró darle vuelta a un inicio de temporada muy difícil y posicionó a su equipo para tener oportunidad de entrar a los playoffs. Fue un final de temporada mágico para los Heat, quienes lucharon hasta el último juego para llegar a la postemporada, pero no lo consiguieron.

Por último, se encuentra la historia de los Houston Rockets y Mike D’Antoni. Los Rockets venían de una temporada con récord de 41-41 en 2015-2016, octavos en la Conferencia del Oeste, para convertirse sorpresivamente en el tercer mejor equipo con récord 55-27, terceros en el Oeste. D’Antoni realizó un cambió que resultó ser crucial para la ofensiva de los Rockets, le dio el balón a James Harden y lo estableció como el armador del equipo. Harden respondió con una magnífica temporada que le valió ser uno de los finalistas para el premio de MVP. Además, rodeo a Harden con tiradores de tres, brindándole así facilidad para atacar el canasto sin poder ser doblado en todo momento. Terminaron la temporada segundos en anotaciones con promedio de 114 puntos por juego, solamente detrás de los Golden State Warriors. Los Rockets lideraron la liga en triples anotados con 1,177 y basaron su juego en el ataque de Harden y los tiros a distancia.

Este premio podría ser otorgado a cualquiera de los tres candidatos sin miedo a equivocación. Dentro de los estándares de los San Antonio Spurs, Popovich tuvo una temporada normal, una temporada de los Spurs. Sin embargo, la gesta de Spoelstra con los Heat y brinco que logró D’Antoni con los Rockets, llevándolos de 41 a 55 victorias, los convierte como favoritos para llevarse el premio. El hecho de haberse quedado fuera de los playoffs puedes quitarle votos a Spoelstra, por lo que no me extrañaría que este premio sea otorgado al coach de los Rockets de Houston, Mike D’Antoni. Se trataría de su segundo premio como Dirigente del año en su carrera y el primero desde la temporada 2004-2005.

Coach of the year

Resta esperar está noche que con las premiaciones se despida la controversiar temporada 2016-2017 y se siga cocinando la próxima temporada que promete sistemas de juegos diferentes y cambios interesantes de jugadores, todos detrás del codiciado trofeo: campeón de la NBA.

Advertisements

Leave a Reply