Dodgers intentarán destronar los campeones

0
166

Los actuales campeones de la Serie Mundial, Cachorros de Chicago, han despertado y representan una amenaza para cualquier equipo. Son un equipo con la experiencia de haber ganado el Campeonato en el torneo de 2016 y venderán muy cara sus derrotas.

Los Cubs cuentan con una combinación de jugadores jóvenes con experiencia y figuras claves que han sido exitosos en las mayores por mucho tiempo. Además, cuentan con buena ofensiva y varios lanzadores de juegos importante, como lo es el estelar Jon Lester.

Los cachorros quedaron segundos en la Liga Nacional en carreras anotadas con 822 y en esta postemporada han anotado en 17 ocasiones en cinco partidos. Encabezados por la ofensiva de Kris Bryant y Anthony Rizzo, los Cachorros presentan una alineación balanceada.

La rotación de los Cubs ha ido de menos a más durante la temporada y en la serie divisional le permitieron 20 carreras en cinco encuentros a los Nationals de Washington. Kyle Hendricks lanzó el primero y quinto partido de la serie, y se ha establecido como pieza fundamental en el éxito de los Cachorros.

Jon Lester, Carlos Quintana y Jake Arrieta completan la rotación de Chicago. Es una rotación sólida, de lanzadores que han sido exitosos en momentos importantes. Jon Lester, ha sido campeón con los Red Sox de Boston y el año pasado con los Cubs. Es un lanzador de grandes juegos y sangre de hielo, capaz de controlar los bates de las mejores alineaciones.

El bullpen de los Cachorros ha dado señas de dominio en la parte final de la temporada y los playoffs. Su closer, Wade Davis, es una figura dominante y de confianza para los Cubs. En el ultimo partido frente a los Nationals, Davis entró con dos outs en la séptima entrada y fue capaz de lanzar el resto del partido. Pedro Strop, Justin Wilson y Carl Edwards Jr. completan el bullpen de los cachorros, que se ha convertido en una de sus mayores fortalezas.

Los Dogers de Los Ángeles tuvieron el major récord de la serie regular y barrieron a los D-backs de Arizona en su serie divisional. Los Dodgers encabezaron las mayores con una efectividad de 3.38.

Su as Clayton Kershaw tuvo otra espectacular temporada al terminar con record de 18-4 y 2.31 de efectividad.

Kershaw ha sido el lanzadro más dominante de las Grandes Ligas por los pasados cinco años y le da a los Dodgers la ventaja de contar con él en partidos importantes. Kershaw no ha sido efectivo en pasadas temporadas, pero, busca remediar esta situación y llevar a los Ángeles al título. Completan la rotación Yu Darvish, Rich Hill y Alex Wood.

El bullpen de los Dodgers fue igual de efectivo que su rotación. Cuentan con uno de los mejores, sino el mejor, closer de todas las grandes ligas en Kenley Jansen. El derecho salvo 41 partidos al tiempo que imponía una impresionante efectividad de 1.32.

La ofensiva de los Dodgers fue muy efectiva en la serie divisional, con imparables en los momentos precisos y el poder adecuado para sacar de carrera a Arizona. El cuadro interior de los Dodgers es uno de los mejores del béisbol. Cuentan en la tercera base con uno de los mejores bateadores en Justin Turner y en primera con el novato sensación Cody Bellinger, quien disparó 39 cuadrangulares en su temporada de novato.

En el siore se encuentra uno de los mejores jugadores jóvenes, Corey Seager, quien tuvo otra excelente temporada al batear para .295 con 22 cuadrangulares. El cubano Yasiel Puig ha dado muestras de madurez y se ha convertido en una pieza importante en el ataque del equipo de Los Ángeles.

Detrás del plato, los Dodgers cuentan con el también cubano Yasmani Grandal, uno de los receptores más ofensivos de las Grandes Ligas.

El equipo de los Dodgers mostró gran balance durante toda la temporada, con excelente pitcheo y bateo oportuno.

No tienen una alineación con figuras tan dominantes, pero son bateadores de calidad que brindan turnos de muchos lanzamientos y conecatan imparables en los momentos importantes. Su pitcheo es sin dudas su gran fortaleza y Clayton Kershaw su carta de presentación.

No es injusto decir que las aspiraciones de los Dodgers descanzan en el brazo de Kershaw. Su bullpen es de confianza y en muy pocas ocasiones pierden ventajas en las últimas entradas. Es un equipo con las herramientas para llegar a la Serie Mundial y competirpor el Campeonato.

Debe ser una serie intensa y pareja, donde la experiencia y ejecución en las últimas entradas serán claves para la victoria.

Los Cubs tienen la experiencia de haber ganado un campeonato y demostraron en la serie contra los Nationals, que se crecen en partidos decisivos. Pero, el pitcheo de los Dodgers ha sido dominante durante toda la temporada y buscará ser el factor determinante en esta serie. Si los brazos de los Cubs no pueden igualar las actuaciones de los lanzadores de los Dodgers, será muy difícil que los Cachorros alcancen su segunda serie mundial consecutiva.

Mantente informado ¡Síguenos en Facebook !

Advertisements

Leave a Reply