Harden no cederá el MVP

0
62

El egresado de la Universidad de Arizona State, James Harden, fue seleccionado con el tercer turno del Draft de la NBA de 2009, por el OKC Thunder. De inmediato se sintió su impacto en la liga, y creó uno de los trios más dominantes y prometedores con Russell Westbrook y Kevin Durant. Sin embargo, luego de llegar a su primera final y perder frente al Heat de Miami, Harden decidió firmar con los Rockets de Houston para convertirse en la cara de la franquicia.

Con tan solo 23 años, Harden se convirtió en la estrella de los Rockets y en su primera temporada promedia 25.9 puntos, 4.9 rebotes y 5.8 asistencias por juego. Estos números le valieron para su primer Juego de Estrellas. 

img_1277

El pasado año, Harden tuvo una de las mejores temporadas de los últimos años. Promedió 29.1 puntos y lideró la NBA con promedio de 11.2 asistencias por juego. Aún así, quedó segundo en la votación por el MVP de la liga, porque su ex-compañero de equipo, Russell Westbrook, logró convertirse en el segundo jugador en la historia en promediar un triple-doble por toda la temporada.

El último jugador en ganar el premio de MVP vistiendo la camiseta de los Rockets, fue Hakeem Olajuwon en la temporada 1993-94. Harden busca terminar esta sequía y luce bien encaminado.

Este año, lidera la liga en puntos con promedio de 31.5, al tiempo que reparte 9.8 asistencias por juego. Estas excelentes estadísticas mantienen a los Rockets al tope de la Conferencia del Oeste con récord de 17-4. La regla general para seleccionar al MVP es: el mejor jugador en el mejor equipo. O en otras palabras, el jugador con las mejores estadísticas y que se traduzcan en victorias. Sin dudas, Harden cumple con estos criterios.

dirigenteUna de las ventajas de Harden es su dirigente. Mike D’Antoni se ha caracterizado por ser un especialista ofensivo. Cuenta con un sistema abierto que adelante y mueve el balón, creando mucho espacio en cancha y un buen “flow” ofensivo para sus jugadores. No hay dudas de que Harden se beneficia de este sistema, pero, es su habilidad la que le permite llegar al próximo nivel. Aún más impresionante es la manera en que Harden logra acoplar su juego con el recién llegado armador, Chris Paul, sin afectar su producción ni la de su equipo.

En fin, la temporada pasada de Harden fue una de las mejores en los últimos años y aún así no ganó el MVP. Pero este año, el “Barba Negra” vino decidido a no dejar ir lo que le pertenece. Todavía es muy temprano en la temporada, pero, de continuar su rumbo, ese trofeo regresará a Houston de las manos del gran James Harden.

Mantente informado de lo que acontece en el mejor baloncesto del mundo, síguenos en S-portology en Facebook

Por: Fernando Álvarez

Advertisements

Leave a Reply