Tres claves para que los Cavs empaten la serie en casa

0
709

Los Warriors lucen en control de La Final de la NBA. Con ventaja de 2-0 y con la confianza de que cuentan con un equipo superior, llegan a Cleveland para finiquitar la serie.

El primer partido fue jugado con excelencia por los Cavaliers, pero la suerte no estuvo de su lado y no pudieron cerrar con éxito, para ceder la victoria frente a los Warriors en tiempo extra. En el segundo partido, los Cavs lucían como que no se habían recuperado de la decisión de JR Smith y de la derrota del primer partido y cayeron derrotados nuevamente frente a unos Warriors con mayor confianza. La serie cambia de escenario y estos son los ajustes que necesitan los Cavs para lograr ganar en casa:

Necesitan mayor producción de los jugadores de rol

LeBron James domina todas las estadísticas en esta serie y ya sabemos lo que es capaz de hacer. En los primeros dos partidos mantiene promedios de 40 puntos, 8.5 rebotes y 10.5 asistencias por juego. Además, su eficiencia se encuentra por las nubes, lanzando para un 56% de campo, 46% de la línea de tres y 85% del tiro libre.

Pero, ¿encontrará ayuda de sus compañeros en Cleveland?Los Warriors no encuentran respuesta para LeBron, pero para ganarse a este super-equipo, es necesario contar con varios jugadores con calibre de estrella. Los Cavs lucen inferiores en el papel, pues en su roster cuentan con LeBron y Kevin Love como sus grandes cañones y un núcleos de jugadores que no muestran calidad y consistencia. JR Smith ha estado inexistente en estas finales, Tristan Thompson no produce lo que se espera de él y George Hill es frío y caliente.

El dirigente Tyron Lue debe evaluar la posibilidad de cambiar su cuadro regular para el tercer juego de la serie. Una buena movida sería mover a Smith al banco y utilizar al franco-tirador Kyle Korver. Rodney Hood es una carta que Lue ha optado por no utilizar, pero podría resultar en una sorpresa.

No debe sorprendernos si vemos a Hood activo en los próximos juegos. En este punto, deben tratarlo todo, pues no les queda mucho tiempo. Normalmente los jugadores de rol no son tan efectivos en la carretera. Pero, jugando en Cleveland, debemos esperar una mayor aportación de los jugadores de rol, suficiente para sacar un juego en casa.

No pueden permitir “explosiones” de Curry

Esto es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Steph Curry es uno de los jugadores más explosivos de la liga y cuando entra en racha no hay manera de detenerlo. Los Cavs han logrado ser efectivos contra Curry por grandes períodos de tiempo, pero llega un momento en el juego en el que el tirador se escapa y monta su propio “show”. En el ultimo partido escogió el cuarto quarter para tener una de sus explosiones ofensivas y decidir el partido a favor de los Warriors.

Lo difícil de jugar contra este equipo es que tienes que decidir quien te “mata”. Son tantas las armas ofensivas que no hay manera de cubrirlas todas con éxito y mucho menos lograrlo por 48 minutos. Durant lleva buenos juegos, pero ha estado bajo control, en especial por tener la tarea de defender a LeBron.

Klay Thompson también cumple con su cuota, pero no se ha destapado todavía. Steph ha sido el jugador más consistente de los Warriors y es el motor del equipo. Cuando el está jugando a su máximo nivel, no hay mucho que la oposición pueda hacer.

Los Cavs tienen que mantener un nivel alto de concentración por 48 minutos para mantener un cuerpo pegado a Curry en todo momento. Negarle el triple y obligarlo a que ataque el canasta, es la mejor manera de defender a esta super-estrella.

Los Cavs “TIENEN” que dominar las tablas

El primer partido representó la mejor oportunidad de los Cavs robarse un juego en el Oracle Arena. La gran diferencia fue en los rebotes, donde los Cavs dominaron ampliamente 53-38. Ya para el segundo partido, el esfuerzo de los Warriors fue mayor y nivelaron los rebotes 42-41 a favor de los Cavs.

Los Warriors gustan de jugar con alineaciones bajitas, para agilizar el partido y entrar en una competencia ofensiva. Mientras los Cavs, prefieran jugar con posesiones largas que limite la cantidad de tiros que toman los Warriors. Por esta razón es tan importante que los Cavs dominen las tablas.

En el primer partido, los Cavs lograron 19 rebotes ofensivos, mientras limitaban a los Warriors a solamente cuatro. Esto le brindó la oportunidad de tener más lances al canasto y no le permitía segundas oportunidades a Golden State.

La energía de los Cavs debe estar lo más alta posible para poder competir con este equipo. Tienen que compensar con esfuerzo la diferencia notable en talento. Jugando en su casa, los Cavs deben salir con la mentalidad enfocada en ser los agresores. Esta serie no ha sido tan abierta como se pronosticaba y los Cavs tienen la oportunidad de probarlo en su tabloncillo.

Jugadores como Tristan Thompson y Larry Nance Jr, deberán estar en su más alto nivel de energía, dominando los tableros para los Cavs. De lo contrario, los Warriors lograrán impones su armamento nuclear ofensivo y se robarán al menos un partido en la carretera para poner en caja de seguridad estas finales.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.