Kevin Durant, el verdugo de los Cavaliers

0
589

Los Golden State Warriors ya eran el mejor equipo de la NBA, sin embargo, con la llegada hace dos años de Kevin Durant el equipo alcanzó otro nivel. En el tercer partido de la Serie Final de 2017, KD logró un triple sobre LeBron James para brindar la delantera a los Warriors y poner la serie en caja de seguridad 3-0.

Anoche, se repitió la historia. Durant logró un triple a 36 pies del canasto que sepultó las esperanzas de los Cavs y colocó a los Warriors a una victoria de su segundo campeonato consecutivo. Las similitudes en los disparos son increíbles, en especial por el momento y las consecuencias de los mismos. Sin embargo, esta vez, no fue sobre LeBron.

Imparable Durantula por segunda Final consecutiva

Las pasadas Finales fueron las primeras de KD con los Warriors y por ese refrán de que -“la primera impresión es la más importante”- Durant salió con todo a la cancha y se llevó su primer MVP de Las Finales. Logró promedios de 35.2 puntos, 8.2 rebotes y cuatro asistencias.

Además, su eficiencia estuvo como de costumbre, por las nubes. Durantula lanzó para promedio de 56% de campo, 47% de tres puntos y 93% del tiro libre. También, su impacto en defensa fue incuestionable, logrando un robo y 1.6 tapones por juego.

Discreto los primeros dos partidos

Esta Final comenzó con la sensación de que era un duelo disparejo, en donde los Warriors lograrían ganar sin mucha dificultad. Pero, el primer juego de la serie fue todo un reto para Durant y los Warriors. Con Andre Iguodala fuera por lesion, KD era el encargado principal de defender a LeBron. El resultado no fue el mejor y LeBron terminó la noche con 51 puntos, para la gracia de KD, los Warriors lograron de alguna manera ganar el primer partido de la serie.

En este encuentro Durant estuvo algo pasivo en ofensiva y culminó la noche con 26 puntos, lanzando de 8-22, para un 36%. Para el segundo juego, KD estuvo mucho más efectivo, lanzando de 10-14 para un extraordinario 71%. En este partido, los Warriors contaron con una explosión ofensiva de Steph Curry y se llevaron la victoria de manera abultada 122-103.

KD, el caballo en la carretera

Con la serie 2-0 a su favor, los Warriors llegaron a Cleveland con la intención de acabar ésto lo antes posible. En el tercer partido KD estuvo realmente imparable, logrando la cantidad más alta de su carrera en Playoffs con 43 puntos.

Además, logró 13 rebotes, siete asistencias y lanzó para un 65% de campo. Los juegos en la carretera son los más difíciles, en especial cuando el equipo local está contra la pared. Esto quedó en evidencia cuando los Cavaliers salieron a defender su hogar y lograron ventaja de doble dígito en los primeros minutos de acción.

Sin embargo, la defensa de los Warriors apretó y los canastos de Durant comenzaron a llegar con mayor frecuencia. Curry tuvo uno de los peores juegos de su carrera y Klay Thompson no estuvo efectivo, por lo que la actuación de Durant cobra mayor mérito. KD tuvo que cargar ofensivamente a los Warriors y ahora se colocan con una cómoda ventaja de 3-0.

Los Warriors van por la barrida este viernes en Cleveland.

img_8400

KD, el MVP de esta Final

KD va camino a lograr su segundo MVP de Finales consecutivo. Tras los primeros dos juegos de la serie, parecía que Curry reclamaría su primer MVP de Final. Sin embargo, la combinación del mejor juego de KD y el peor de Curry, cambió la balanza a favor de Durant.

Al momento, Durantula mantiene promedios de 31.7 puntos, 10.3 rebotes, 6.7 asistencias y 1.7 tapones por juego. Lanza de 56% de campo, 47% de la línea de tres puntos y 95% del tiro libre. Su competencia es Curry, quien mantiene promedios de 24.3 puntos, seis rebotes y 7.7 asistencias, al tiempo que lanza para 39% de campo, 40% de tres y 100% de la línea de tiradas libres.

Con estos números todo apunta a que Durant será el ganador del premio. Sin embargo, aún la serie no acaba y hay que ver como se desempeñan estos dos grandes jugadores.

Los Warriors son un equipo que ponen al colectivo por encima de las individualidades.

Por esta razón, a ninguno de los dos jugadores le molestaría que gane su compañero. Lo importante para la tropa de Steve Kerr es ganar el Campeonato y crear una dinastía. Este equipo tiene la oportunidad de lograr algo especial y si se mantienen juntos serán uno de los mejores equipo de la historia de la liga.

img_8399

Advertisements

Leave a Reply