La mágica historia del niño que entrará con Messi y Argentina

0
358

El Mundial paralizará por alrededor de un mes las calles de Rusia, por demasiadas razones. Esta historia que voy a contarles surgirá precisamente en el estadio del Spartak de Moscú.

Justo en ese momento que las grandes estrellas de la Selección Argentina, mejor conocida como los albicelestes, se tiren al terreno para enfrentar a Islandia. En espera de dejar atrás el amargo sabor de la pasada Copa Mundial. El protagonista de esta historia tenía entonces unos dos a tres años, hoy a sus siete años regresará al lugar que lo vio nacer para marcar el libro de su vida acompañado de Messi y el resto de los 10 titulares.

Kyril, es el hijo de Juan Pablo Córdoba.

Su felicidad es incontrolable.

Este chico nació en Rusia y hace siete años sus padres bilógicos lo entregaron a un orfanato y ahora sus padres verdaderos, los que lo crían y quieren hoy en Argentina, lo vieron por vez primera en Perm, una ciudad a 1400 kilómetros al este de Moscú, muy fría por cierto.

Ahora Kyryl regresa a Rusia y junto a otros nueve niños, cumplirán el sueño de muchos: entrar a la cancha de la mano de sus ídolos. Fue seleccionado por Mc Donald’sentre miles por sus historias, que vale la pena contarlas.

Juan Pablo, su padre, recuerda cómo fue que conocieron al chico que nació en Rusia, y vivió en un orfanato en los Montes Urales los primeros tres años.

“Sabíamos de algunos amigos que habían adoptado en Rusia y nos interiorizamos. Viajamos la primera vez a conocer a la asistente social. En la segunda vinimos a conocerlo a él. Ese momento fue mágico. Llegamos a la ‘Casa Cuna’ donde vivía. Empezamos a escuchar su voz. Bajaba por una escalera. Cuando nos vio, fue corriendo y abrazó a la madre”, recuerda.

Con él viajaron a Buenos Aires. El niño sólo hablaba ruso. Con los años aprendió español. Pero su idioma es el cariño y lo expresa: se sienta al lado de su padre, lo besa y lo abraza con un amor incondicional.

Kyril 1
Kyril junto a su padre Juan Pablo Córdoba. Fuente: LA NACION – Crédito: Santiago Filipuzzi

Kyril no juega en ningún club, pero es el primer hincha de su papá. “El todavía no está jugando en ningún club. Pero me acompaña todas las semanas cuando yo lo hago. Viene con la pelota y siempre se encuentra alguien para patear”, dice Juan Pablo.

Es Lionel Messi el más buscado.”Si le preguntan, va a decir Messi”, dice Juan Pablo, abogado, sobre Kyril.

“No sé si entenderá la dimensión de lo que va a vivir. Seguro que en unos años se dará cuenta. Ahora sólo quiero que disfrute”, dice Juan Pablo sobre Kyril. Para él la alegría es doble: no sólo podrá conocer a sus ídolos, sino que, además, volvió a la tierra en la que nació. Lo entenderá con los años. Pero su historia, vale la pena contarla.

Más que un juego es cultura … y para notéis es pasión ¡Vívelo con Sportology!

Por: Tomás Bence y Sebastián Fest de La NACION
Advertisements

Leave a Reply