¿Desespero en New York?

0
651

Los Yankees cayeron seis juegos detrás de los Red Sox y la fecha límite de cambios se encuentra a solo una semana.

Está claro que los Yankees necesitan brazos para su rotación, pero no encuentran muchos lanzadores de calidad en el mercado de cambios. Esto llevó a los Yankees a cambiar sus prioridades y se mencionaron en un posible cambio con los Orioles por Manny Machado.

Lo extraño es que los Yankees no necesitaban a Machado, cuentan en el campo corto con Didi Gregorious y en tercera base Miguel Andújar, ambos jugando muy bien sus posiciones. Ahora, se menciona que están detrás de Zach Britton, el taponero de los Orioles lleva la mayoría de las últimas dos temporadas en la lista de lesionados.

Los Yankees cuentan con el mejor bullpen de Las Mayores, por lo que este cambio tampoco hace mucho sentido. Al parecer la gerencia de New York está sintiendo la presión de Boston y están reaccionando en el mercado de cambios. Su enfoque debe ser en conseguir uno o varios lanzadores para fortalecer su rotación, pues no cuentan con los lanzadores suficientes y su estelar Luis Severino ha falló en sus últimas dos salidas.

J.A. Happ parece ser la mejor opción

Entre las opciones que tienen los Yankees se encuentra el zurdo de los Blue Jays de Toronto, J.A. Happ. Se espera que los Yankees logren hacer un cambio por este lanzador y parece ser su mejor oportunidad. Happ es un buen segundo o tercer lanzador en cualquier rotación y le brindará entradas de calidad al equipo. Las exigencias de los Blue Jays por Happ no son demasiado altas y los Yankees cuentan con bastante material en su sistema de ligas menores para lograr cualquier cambio. En lugar de sacrificar talento por Britton, deberían enfocarse en conseguir a Happ y quizás otro iniciador que pueda ayudar al dominicano Severino.

Los Yankees saben que para competir en la postemporada necesitarán mucho más que a Tanaka y Sabathia como segundo y tercer lanzador. Los Astros y Red Sox lucen sólidos y aún podrían fortalecerse más con algún cambio.

Otra posibilidad para los Yankees es el también zurdo de los Rangers de Texas, Cole Hamels. Este lanzador está probado en grandes momentos y podría ser una buena arma cuando llegue octubre. Los Yankees cayeron seis juegos detrás de los Red Sox y este equipo no da señales de parar.

Si los Yankees no ganan la división y ganan uno de los puestos del Wild Card, tendrían que utilizar a Luis Severino en el partido de muerte súbita frente a los Mariners de Seattle o los Athletics de Oakland. Por tal razón, amerita mucho más que consigan a un buen lanzador para que pueda comenzar la serie divisional. Los Yankees tienen la profundidad necesaria en ligas menores para conseguir dos buenos brazos, pero tienen que estar seguros de que el precio por estos lanzadores sea el correcto.

El problema con el mercado de cambios este año es que no hay muchos lanzadores de calidad. Los Yankees podrían arriesgarse y sacrificar parte de su talento joven por Happ o Hamels, pero estos lanzadores no estarían en el futuro de la franquicia. Happ tiene 35 años y Hamels 34, por lo que los Yankees podrían contar con ellos por los próximos dos años como mucho. Esto dificulta la situación del equipo del Bronx y los pone en una situación incomoda. Quizás la mejor opción sea competir con el talento que tienen y esperar al próximo año para añadir brazos de calidad y con menos edad.

El equipo tiene buen material, una alineación sólida y peligrosa y el mejor bullpen de las Grandes Ligas. Pueden intentar competir con el equipo que tienen y guardar su talento joven para cambios la próxima temporada o para desarrollarlos.

Los Red Sox lucen encaminados a ganar la División del Este de la Liga Americana por segundo año consecutivo y esto parece estar causando presión en New York. Pero, los Yankees no deben ajorar el proceso y deben apostar a su talento joven. Cuando aparezca un cambio importante, entonces sacrificarían a sus jugadores jóvenes para poner al equipo en una mejor posición. Si el precio por Happ o Hamels no es muy alto, los Yankees podrían tomar el riesgo para mejorar sus oportunidades de este año. Si el precio es alto, deberían pasar y esperar a la próxima temporada.

La carrera por la división no ha terminado, los Yankees y Red Sox se enfrentarán en tres series adicionales y los Yankees lucieron bien contra sus rivales, por lo que esta ventaja no es definitiva. Veremos como manejan la fecha límite de cambios y si la presión de los Red Sox les hace cometer una locura.

Advertisements

Leave a Reply