Top 10 de anotadores en la historia de la NBA

0
4452

La NBA cuenta en su historia con un gran número de jugadores talentosos y muy capaces de anotar el balón. Jugadores pequeños con mucha explosividad, escoltas con un brinco descomunal o jugadores grandes, dominantes en la pintura. Por la liga ha pasado todo tipo de jugador y la lista de jugadores con más puntos en la historia cuenta con todo tipo de ofensiva. Algunos nombres son obvios, otros, nadie esperaba que estuvieran ahí. Veamos los mejores 10 anotadores en la historia de la NBA.

10. Shaquille O’Neal -28,596

Shaq.jpg

El jugador más dominante de su generación. Shaq era una pesadilla en la pintura, pues su fuerza física y agilidad lo convertían en un jugador imposible de detener. El “peack” de su carrera duró muy poco, pues sus problemas de sobre-peso el pasaron factura. Pero en sus mejores años fue la fuerza más imparable que haya visto el baloncesto. Su dominio era injusto y había que defenderlo con estrategias de dos y tres personas, lo que llevó a los Lakers de Los Angeles a tres campeonatos comenzando los 2000.

Shaq ganó cuatro campeonatos, tres MVP de Finales, un MVP de serie regular y dos títulos de anotaciones.

9. Moses Malone – 29,580

Moses.jpeg

Jugó 21 temporadas y fue una fuerza en la pintura. Dominó en la década de los 80 y no solamente era un gran anotador, también era uno de los mejores reboteros de la historia de la liga. Moses dominaba la pintura, con sus 6’10” y juego físico era muy difícil de competir en las tablas.

Moses ganó tres premios de MVP de la liga, seis veces el título de rebotes, 13 Juegos de Estrellas y una vez Campeón de la NBA. Su mejor temporada fue en el 1981-82 con los Rockets de Houston. Esa temporada consiguió promedios de 31.1 puntos y 14.7 rebotes por juego.

8. Julius Erving – 30,026

Dr J.jpg

Los números de Julius Erving, mejor conocido domo “Dr. J”, fueron una suma de la ABA y la NBA. En ambas ligas era el mejor talento. Dr. J estaba adelantado a los tiempos y en una época en la que no se veían jugadores tan explosivos, Dr. J cambió las reglas del juego con acrobacias en el aire gracias a su gran brinco. Este jugador dominaba por su habilidad física y era un especimen en aquellos tiempos. Fue el Michael Jordan, antes de Michael Jordan y la inspiración de muchas de las estrellas de los ’80.

Ganó dos campeonatos en la ABA y uno en la NBA. Además, fue seleccionado a 16 Juegos de Estrellas y fue cuatro veces MVP. Su promedio de puntos por juego para su carrera es 24.2 y su eficiencia era increíble lanzando para un 50.6% por toda su carrera.

7. LeBron James – 31,038

NBA: Cleveland Cavaliers at Minnesota Timberwolves

El más grande de esta generación y parece increíble que ya aparezca tan arriba en esta lista. “El Rey” entra a su temporada #16 y con 34 años todavía parece capaz de tener tres o cuatro buenas temporadas. Esta temporada James debe escalar hasta el cuarto puesto, pasándole a Michael Jordan y acercándose a Kobe Bryant por el tercer puesto.

James tiene la oportunidad de lograr muchas cosas históricas, pero convertirse en el mayor anotador de la historia lo colocaría en un lugar que nadie imaginaba. En estos momentos, James es el único jugador en la historia de la NBA con al menos 30,000 puntos, 8,000 rebotes y 8,000 asistencias. Lo que significa que podría terminar aumentando esa ventaja a 40,000 puntos, 10,000 rebotes y 10,000 asistencias, una marca que probablemente nunca sea sobrepasada.

James fue seleccionado a 14 Juegos de Estrellas, ganó tres campeonatos y tres MVP de Finales, además, fue seleccionado 14 veces al equipo All NBA y lleva un título de anotaciones. Nada mal para un jugador que comenta que no se define por anotar, sino que busca alimentar a sus compañeros en todo momento. Aún con esa descripción, LeBron tiene la oportunidad de convertirse, en cuatro o cinco años, en el mayor anotador de la historia.

6. Dirk Nowitzki – 31,187

Now.jpg

La gran sorpresa de esta lista. Nadie podía decir cuando Nowitzki comenzó su carrera, que sería uno de los mejores 10 anotadores de la historia de la NBA. Un jugador de Alemania de 7’0”, muy flaco y que no poseía un juego físico. Muchos decían que sus años en la liga estaban contados. Sin embargo, Nowitzki perseveró y se convirtió en uno de los anotadores más consistentes de la historia. Posee un tiro perfecto, que puede anotar a larga y media distancia. Con su gran estatura, es capaz de lanzar sobre sus contrincantes.

Dirk ha sido seleccionado a 13 Juegos de Estrellas, un MVP de Serie Regular, 12 Veces seleccionado al Equipo All NBA, un Campeonato y un MVP de Finales. En el 2010-11 sorprendieron al mundo del baloncesto con una victoria en Las Finales frente al Heat de LeBron y Wade. Nowitzki fue el jugador principal de ese equipo y estuvo realmente imparable en todos los Playoffs. De algo no hay dudas, Dirk es el mejor jugador internacional que ha pasado por la NBA.

5. Wilt Chamberlain – 31,419

CH.jpg

Una de las mayores, sino la mayor, fuerza en la historia de la liga. Este jugador intimidó a sus contrincantes por espacio de 14 temporadas. Sus números son ridículos y apuntan a que la competencia no era muy fuerte. Por más bueno que un jugador sea, NADIE sería capaz de promediar 50 puntos por juego en esta época. De hecho nadie podría hacerlo de los años 80 en adelante. Pero no se puede negar su dominio y habilidad en la pintura.

Chamberlain fue seleccionado a 13 Juegos de Estrellas, siete Títulos de Anotaciones, dos veces Campeón y 11 veces líder en rebotes. La mejor temporada de Chamberlain fue en el 1961-62 cuando logró promedios ridículos de 50.4 puntos y 25.7 rebotes por juego. A pesar de su dominio, solamente ganó dos campeonatos, víctima de los Celtics de Bill Russell. Russell no era mejor jugador que Chamberlain, pero contaba con mejor equipo.

4. Michael Jordan – 32,292

MJ.jpg

Considerado por muchos como el mejor jugador de la historia de la NBA. Jordan entró a la NBA en los 80, pero marcó su dominio en la década de los 90, ganó seis campeonatos en igual número de intentos. Jordan ganó tres campeonatos consecutivos, se retiró para jugar béisbol y regresó para ganar tres más (el primer año perdió en Playoffs). MJ revolucionó el baloncesto y lo hizo internacional con su habilidad en cancha.

Nadie podía competir con su agilidad, brinco y competitividad.

En su época no habían tantos jugadores con su agilidad y Jordan hacía lucir todo muy fácil. Además, perfeccionó su tiro a media distancia y juego en el poste, por lo que pudo extender su carrera y dominar por mucho tiempo. En promedio de puntos por juego, es el mejor anotador de la historia.

Michael fue seleccionado a 14 Juegos de Estrellas, 11 veces un All NBA, 10 Títulos de Anotaciones, 9 Veces al Equipo Todos Defensivos, 5 MVP de Serie Regular, 6 Campeonatos y 6 MVP de Finales. Sin dudas, es el mejor resumé de cualquier jugador en la historia de la liga. Es el jugador con más logros y estadísticas y por eso, es considerado el mejor.

3. Kobe Bryant – 33,643

Kobe.jpg

Uno de los juagadores con mejores herramientas para anotar el balón. Kobe lo podía hacer todo, anotaba de larga y media distancia, podía atacar con éxito y estableció un juego efectivo en el poste. La única deficiencia en el juego de Kobe era su propencidad a lanzar el balón más de lo que debía y contar con poca eficiencia. Pero, su habilidad para anotar y su sangre fría son los mejores de su generación. El “Black Mamba” es un fenómeno en Los Angeles y cuenta con fanaticada  en todo el mundo. Tuvo una carrera espectacular en uno de los mercados más grandes de Estados Unidos, Los Angeles.

Bryant fue seleccionado a 18 Juegos de Estrellas, ganó 2 Títulos de Anotaciones, 12 Veces All Defensive, 15 Veces All NBA, 1 MVP de Serie Regular, 5 Campeonatos y 2 MVP de Finales. Kobe lo ganó todo y terminó en el tercer puesto de anotaciones, pasándole a su ídolo, Michael Jordan. Kobe tuvo la oportunidad de convertirse en el mayor anotador de la historia, pero las lesiones terminaron su carrera y le quitaron productividad en sus últimos años.

2. Karl Malone- 36,928

Malone

“The Mailman” es otro que sorprende en la lista. Es uno de los anotadores más consistentes de la historia, por lo que no sorprende que esté en la lista. Pero sí sorprende el lugar que ocupa. Nadie podía pensar que Malone terminaría su carrera por encima de jugadores de la talla de Michael Jordan, Kobe Bryant y Wilt Chamberlain. Su calidad como jugador era innegable, pero los antes mencionados revolucionaron el juego por la manera de anotar el balón. Malone formó con John Stockton uno de los mejores dúos de los 80 y 90, pero no pudo ganar un campeonato gracias a los Bulls de Jordan.

Malone fue seleccionado a 14 Juegos de Estrellas, 14 veces All NBA y 2 veces MVP. Jugó 19 temporadas y en 17 logró promedios mayores de 20 puntos por juego. Además, logró 12 temporadas con promedio mayor de 25 puntos por juego, incluyendo una temporada de más de 30 puntos por juego. Su consistencia anotando el balón y el hecho de que fue muy duradero explica porque se encuentra tan alto en esta lista. Puede sorprender, pero Malone es uno de los grandes anotadores de la historia de la NBA. Culminó su carrera con promedio de 25.0 puntos y 10.1 rebotes por encuentro.

1. Kareem Abdul-Jabbar- 38,387

Jabbar.jpg

El gran Kareem Abdul Jabbar es el jugador más consistente en la historia de la NBA. Contaba con el movimiento más imparable de la historia del juego y era su “SkyHook”, un gancho que con sus 7’2” de estatura no había manera de defender. Jugó 20 temporadas y sus números son realmente espectaculares. Dominó en los años 70 y 80 y es considerado como uno de los mejores jugadores de la historia, sino el mejor. La única amenaza real para sobrepasar el total de puntos de Jabbar es LeBron James. Pero, aún le falta mucho camino y hemos visto como jugadores como Kobe Bryant iban bien encaminados y las lesiones le pasaron facture al final de su carrera.

Jabbar fue escogido a 19 Juegos de Estrellas, 15 All NBA, 11 All Defensive, 6 veces MVP, 6 Campeonatos, 2 MVP de Finales. Logró 17 temporadas con promedio mayor a 20 puntos por juego y 10 con promedio superior a 25 puntos por juego. Es el ejemplo de la consistencia en el baloncesto y entra directamente en el debate de los mejores jugadores de la historia. Dominio total, un ganador y un compañero ejemplar que lo logró todo en la NBA. Fue pieza fundamental en el “Showtime” de los Lakers y aterrorizó a la NBA en la pintura.

Advertisements

Leave a Reply