Joel Embiid, ¨Mi vida es una película¨

0
1597

Nunca sabes quién es realmente un jugador de la NBA hasta que conoces su historia.

The Players Tribune recoge los testimonios directos del jugador. Y en este caso Joel Embiid, se sincera sobre su vida, un relato ¨de perlícula¨ que nos sorprenden.

De Camerún a Estados Unidos con 16 años

El pívot ahora de los 76ers llegó a los 16 años a Estados Unidos. Aterrizó a Florida, a un instituto donde las cosas no fueron fáciles para un joven procedente de Camerún, Africa. Un joven que no entendía muchas cosas y que llevaba solo tres meses que comenzaba a jugar baloncesto.

“No sabía ni una palabra de inglés, no conocía a nadie y no jugué al baloncesto hasta literalmente tres meses antes de que ofrecieran hacerlo en un instituto de Florida”, cuenta para The Players Tribune quien ahora es una estrella consagrada en la NBA, pero que no tuvo unos inicios sencillos, ni en EEUU ni en el baloncesto.

“Solo sabía donquear. Así que fui a entrenar el primer día y me fue tan mal que el entrenador me echó del pabellón. Mis compañeros se reían de mí, como los idiotas de las películas de instituto. Yo les miraba sin saber ni qué decían”.

Mamba Mentality como modelo

Kobe Bryant fue una de las inspiraciones para Embiid, quien se fijó en la leyenda de los Lakers para mejorar aspectos de su juego. Precisamente, en 2009, en aquellas Finales ganadas a los Magic por parte de los angelinos, fue cuando el africano se enamoró definitivamente de la NBA.

“Ahí me di cuenta de que quería dedicarme a eso”, comenta un Embiid que inicialmente tuvo más ojos para el fútbol.

Embiid .png

“Aunque mi padre me dijo que nadie en Camerún jugaba al baloncesto y que por qué no jugaba al voleibol¨

El donqueo de Tarik Black

Número 3 del Draft de 2014, las lesiones le impidieron debutar con los 76ers hasta la 2016-17. Dos años en blanco que no fueron más que otro relato a añadir a una existencia trabada de experiencias, como la vivida en la Universidad de Kansas, en la 2013-14, su único curso en la NCAA.

“En mi primer entrenamiento, Tarik Black donqueo por encima de mí de tal manera que estuve a punto de dejarlo para siempre. Casi me pongo a buscar billetes para volver a mi casa. Él era senior, un hombre hecho y derecho. Ni me enteré, cogió un rebote y donqueo por encima de mí tan fuerte que pareció a cámara lenta. Todo el mundo se estaba riendo de mí. De modo que fui a Bill (Bill Self, entrenador de Kansas) y le dije que no podía con aquello”.

Fue así cuando Bill Self, quien sabe si conocedor absoluto de lo que ahí había, le animó y le dijo que en dos años sería número 1 del Draft. “Yo pensé que solo quería ser amable conmigo, pero que si seguía adelante conseguiría un título y mi madre se pondría contenta”.

Entonces Embiid relata que cogió un DVD sobre Hakeem Olajuwon que le había dado un entrenador en Camerún. “Posiblemente vi ese vídeo todos los días durante tres años. Aprendí todo sobre Hakeem y salí a imitarlo. Llegué a la NBA a través del gimnasio y de YouTube”, contó. 

Embiid no ganó la NCAA con Kansas, donde sufrió problemas de espalda, y tampoco fue número 1 del Draft, aunque se quedó cerca, pero sí puede decirse que ha triunfado completamente en la NBA. Todavía le queda mucho camino y tiene margen para mejorar.

Trajo su talento desde África, ese continente que él defiende frente a muchos estereotipos. “La gente en EE UU piensa cosas muy raras de África, por ejemplo que es todo un solo país muy grande”. Una vida, la suya, sí, de película. Y fuera del camino común. “La gente cree que me descubrieron en África como un enorme talento joven, me trajeron a EE UU, empecé a triunfar en Kansas y de ahí a la NBA”.

Ya lo ha dicho él. No fue así.

Advertisements

Leave a Reply