Llegó la gran noche para la Clase 2018 del Salón de la Fama de la NBA

0
1486

La NBA celebra todos los años la ceremonia para exhaltar a jugadores, entrenadores y otras personalidades que cuentan con carreras brillantes en la NBA. Este año es una clase especial de jugadores, incluyendo a un internacional que marcó la última década.

Estos son los jugadores que serán exhaltados este viernes, 7 de septiembre al Salón de la Fama de la NBA.

Ray Allen

Boston Celtics v Miami Heat - Game Five

El líder absoluto en tiros de tres anotados en la historia de la NBA llega a su gran momento. Este viernes será exhaltado al Salón de la Fama y se espera que sea un discurso lleno de emoción y controversia. Allen ha fue juzgado por sus antiguos compañeros de los Celtics de Boston por su decisión de unirse al enemigo, el Miami Heat. Desde entonces, la comunicación con Paul Pierce, Rajon Rondo y Kevin Garnett ha sido casi nula. De hecho, Allen mencionó recientemente que no espera ser felicitado por sus ex-compañeros.

Allen fue seleccionado a 10 Juegos de Estrellas, ganó dos campeonatos de NBA y fue seleccionado en dos ocasiones al Equipo All NBA. Mantiene la marca de todos los tiempos de triples anotados con 2,973 y es considerado por mucho como el mejor tirador de todos los tiempos. Esta distinción y su marca está seriamente amenazada por las hazañas de Steph Curry.

La mejor temporada de Allen vino en la campaña de 2006-07, su última con los SuperSonics de Seattle. En ese momento promedió 26.4 puntos 4.5 rebotes y 4.1 asistencias por encuentro, 44% de campo, 37% de la línea de tres puntos y 90% de la línea de tiradas libres. Allen ganó su segundo campeonato con el Heat de Miami y será recordado por el famoso triple sobre Tony Parker que envió el sexto juego de la final de 2013 a tiempo extra y culminó en el campeonato del Heat en el séptimo partido. Son muchas las historias y triples importantes de este jugador, que será reconocido como uno de los mejores en la historia de la liga.

Grant Hill

Hill.jpg

Es más recordado por las expectativas que mantuvo al entrar a la NBA que por los resultados que logró. Grant Hill entró a la NBA con la etiqueta de ser el próximo Michael Jordan, sin embargo, una carrera llena de lesiones evitó que pudiéramos disfrutar de su talento en todo su esplendor. Aunque en sus primeros seis años en la liga ofreció muestras de lo que era capaz, fue debilitado por lesiones y su carrera se quedó corta de lo anticipado. Hill era un jugador con muchas herramientas, podía anotar el balón, rebotear y hacer asistencias a un alto nivel. Su habilidad física era elite y muy pocos podían competir con sus instintos.

Pero, las lesiones le pasaron factura y el final de su carrera no estuvo cerca de las expectativas. Hill comenzó su carrera con los Pistons de Detroit y de inmediato despuntaba como uno de los mejores jugadores de la NBA. Sin embargo, al salir de Detroit para firmar con los Magic de Orlando todo cambió. Las lesiones no paraban de llegar y cuando lograba estar saludable no cogía el ritmo de juego y su condición física no era la misma. Esto resultó en una reducción gradual de sus estadísticas y producción, al punto que en la temporada 2003-04 y con 31 años, no pudo jugar ni un juego.

Hill era una amenaza de triple-doble y en la temporada de 1996-97, con 24 años de edad, logró promedios de 21. 4 puntos, 9.0 rebotes y 7.3 asistencias. Fue seleccionado a siete Juegos de Estrellas y fue en cinco ocasiones un All NBA. Hill también fue seleccionado Co-Novato del Año en la temporada 1994-95(Junto a Jason Kidd). Una buena carrera, que pudo ser mejor. Un jugador especial que será reconocido con la entrada al Salón de la Fama.

Jason Kidd

Kidd.jpg

Uno de los jugadores más inteligentes que haya pisado cancha de baloncesto. Kidd no era un buen tirador a principio de su carrera, pero impactaba el juego de múltiples formas. Distribuía el juego de manera perfecta para sus compañeros, creaba situaciones de anotación para los demás, defendía con garra e inteligencia, reboteaba muy bien para su posición y era un líder en la cancha. Kidd es uno de los artifices de la moda de los triple-dobles que hoy arropa la NBA. Kidd marcha tercero en la historia de la liga en triple dobles en su carrera con 107. Su consistencia, durabilidad y la muestra de que era un ganador, le llevó a jugar 19 temporadas.

Ganó un campeonato con los Mavericks de Dallas en la temporada 2010-11 como capitán del barco. Sin dudas, la estrella del equipo era el alemán Dirk Nowitzki, pero Kidd tenia un rol importante como el armador y Mariscal del ataque de los Mavs. Kidd fue seleccionado a 10 Juegos de Estrellas, seis All NBA, nueve All Defensive, ganó cinco títulos de Asistencias y fue Co-Novato del Año en la temporada 1994-95(Junto a Grant Hill).

Kidd fue considerado desde muy temprano en su carrera como una de las mentes más brillantes del juego y logró ser dirigente de la NBA.

Steve Nash

Nash 2.jpg

Un armador que tomó a la liga por sorpresa tarde en su carrera y lideró el espectacular ataque de los Suns de Phoenix. Nash es uno de los mejores jugadores de pick and roll de la historia de la liga. Su habilidad para lograr pases en tráfico, hacer la lectura correcta en todo momento y su puntería, lo convertían en un jugador imposible de defender en jugadas de cortinas. Sus primeras cuatro temporadas no fueron de importancia, Nash estaba relegado al banco de los Mavericks de Dallas y Suns de Phoenix. Sin embargo, en su quinta temporada y con 26 años, Nash se convirtió en el armador de los Mavericks y nunca miró atrás. Desde ese momento se convirtió en uno de los mejores armadores de la NBA y su impacto era total en sus equipos.

Fue parte de un trio mortal con Michael Finley y Dirk Nowitzki en Dallas y luego fue el capitán de uno de los mejores ataques de las últimas dos décadas con los Suns de Phoenix, equipo que estuvo cerca de avanzar a la final. Nash ganó el MVP de la liga dos años consecutivos, gesta que jugadores de la talla de Kobe Bryant y Kevin Garnett nunca lograron.

Además, Nash está en un selecto grupo de grandes tiradores que lograron promedios de 50% de campo, 45% de la línea de tres y 90% de la línea de tiradas libres. Es uno de los mejores tiradores de la historia y su habilidad de terminar cerca del canasta con tráfico le convertían en un jugador especial. No era el tipo más atlético en la cancha, pero sí el más inteligente.

Nash fue seleccionado a ocho Juegos de Estrellas, siete All NBA, cinco Títulos de Asistencias y ganó dos MVP de la NBA. Una carrera extraordinaria con un gran final. Nash nos deleitó por muchos años con sus increíbles pases y su puntería en lances al canasto. Uno de los mejores armadores de los últimos años y un muy merecido Salón de la Fama.

Otros seleccionados al Salón de la Fama

En total, 13 personas fueron seleccionadas para el Salón de la Fama. Hill, Kidd, Allen y Nash son los más reconocidos por sus increíbles hazañas en la NBA. Sin embargo, varias personas que han aportado enormemente al baloncesto también serán exhaltados y exhaltadas. La lista incluye a Maurice Cheeks, la jugadora de la WNBA Tina Thompson, el coach Lefty Driesell, Charlie Scott, los ejecutivos Rick Welts, Rod Thorn y Dino Radja, y Katie Smith y Ora Mae Washington. La ceremonia se llevará a cabo este viernes, 7 de septiembre a las 7:00 p.m. y será transmitida por NBATV.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.