Trae Young va detrás del récord de triples en un juego de Steph Curry

0
986

El armador de los Hawks de Atlanta llega para su temporada de novato y sus expectativas son extremadamente altas. Eso no está mal, este joven llega a medirse al mejor talento del mundo y su éxito dependerá, en cierta medida, de la actitud y mentalidad que asuma ante los retos. Está más que claro que será un proceso difícil, pues físicamente no se ve listo para jugar con hombres desarrollados. Sin embargo, el talento de este jugador es llamativo y las similitudes con el juego de Steph Curry comienzan a llamar la atención de todos. Su puntería a larga distancia, al igual que la de Curry, es sin precedentes. Anota el triple en movimiento y puede encestar casi de media cancha. Además, sabe atacar el canasta y es bueno encontrando compañeros abiertos.

Young está claro de una marca que le gustaría romper y piensa que puede lograr este mismo año, la de triples en un juego. Esta marca la mantiene, nada más y nada menos, que Steph Curry. El armador de los Warriors anotó 13 triples en 2016 y todavía se mantiene esa marca. Es una marca difícil de romper, pero Young tiene plena confianza en que puede lograrlo.

“Me gustaría romperlo. Creo que seré capaz de romperlo. Pero son un montón de triples para un solo partido. No voy a mentirte”, reconoció Young.

Young es uno de los que competirá para el premio de Novato del Año. Sin embargo, en las encuestas antes de temporada no aparece como el favorito. Young tendrá a Luka Doncic y DeAndre Ayton como su principal competencia para el premio. Los Hawks tienen aspiraciones muy altas con este muchacho. La noche del Draft seleccionaron a Luka Doncic y lo cambiaron a Dallas a cambio de Young. Además, dejaron ir a Dennis Schroder al Thunder de OKC para abrirle el puesto de armador regular a Young. Falta por ver si en realidad este muchacho tiene lo suficiente para convertirse en el próximo Curry. El talento lo tiene, pero lo que separa a Curry es su ética de trabajo y mentalidad ganadora.

Young quemó la liga a nivel colegial. En su único año con la Universidad de Oklahoma promedió 27.4 puntos y 8.7 asistencias por juego, líder de la Nación en ambas categorías. Young encendió las redes sociales y los programas nocturnos de análisis deportivos con sus ejecutorias. Logró anotar 48 puntos en un partido, en otro repartió 22 asistencias y en otro atinó 10 triples. Cabe destacar que en la NCAA se juegan 40 minutos, 8 menos que en la NBA. A poco más de un mes de que comience la temporada, comienzan a aumentar las ansias por ver a esta nueva clase de novatos que se espera tengan su impacto en la liga. ¿lo tendrán?

Advertisements

Leave a Reply