Los Red Sox tienen la oportunidad de llenar de Champán el camerino del Yankee Stadium

0
1643

Al comienzo de la temporada todos esperaban una intensa lucha por el campeonato de la División del Este de la Liga Americana. De hecho, la mayoría de los cronistas tenían a los Yankees como los favoritos para ganar la división. Sin embargo, la historia ha sido totalmente distinta a lo que se esperaba, unos Red Sox de Boston atravesando una temporada regular histórica y una cómoda victoria de la división. Boston se encuentra con 11 juegos y medios en el liderato de la división y comienzan este martes una serie de tres partidos en el Yankee Stadium. A los Red Sox le restan 12 partidos y a los Yankees 13, por lo que una victoria de Boston sellaría el campeonato de la división en el estadio de los Yankees.

La prioridad de los Yankees ya no es la división, es el Wild Card

Los Yankees lideran el Wild Card con juego y medio de ventaja de los Atléticos de Oakland, quienes mantienen el segundo puesto. El equipo que logre el primer puesto tendrá la ventaja de jugar en su estadio en el juego de vida o muerte entre ambos Wild Cards. Los Yankees comienzan su serie de tres juegos en casa contra los Red Sox y luego recibirán a los Orioles para tres partidos más. Pero, luego se complica el panorama, pues culminan la temporada regular en la carretera, con cuatro juegos en Tampa Bay y tres en Boston. Los Rays de Tampa están encendidos y se han colocado a siete juegos del segundo Wild Car, por lo que la serie contra los Yankees será de vital importancia.

Por otro lado, a los Atléticos le restan 12 partidos contra equipos que no estarán en la postemporada. Comienzan este martes, 18 de septiembre, dos series de tres partidos contra los Angelinos de Anaheim y los Twins de Minnesota. Luego, terminan con seis juegos en la carretera frente a los Marineros de Seattle y nuevamente contra los Angelinos. El camino de los Atléticos luce más cómodo que el de los Yankees y la corta diferencia entre ambos hace pensar que Oakland podría terminar con el primer puesto del Wild Card.

Los Red Sox van por el mejor récord de la Liga Americana

A los Red Sox le resta una sola meta por cumplir en la serie regular, asegurar la mejor marca de la Liga Americana. Boston se encuentra con ocho juegos y medio de ventaja de los Astros de Houston y deben mantenerse al tope de la liga. Le restan doce partidos, seis en la carretera frente a los Yankees e Indios de Cleveland y seis en el Fenway Park frente a los Orioles de Baltimore y Yankees. Al parecer la suerte está echada y los Red Sox entrarán a la postemporada como el mejor equipo y con la ventaja de parque local en todas sus series. Se enfrentarán al ganador del juego de Wild Card.

Regresa Aaron Judge y Mookie Betts es una posible baja

Los Yankees tienen la esperanza de que regrese su estelar toletero Aaron Judge. “El Juez” lleva poco más de un mes inactivo por una fractura en su muñeca, pero ya fue activado por el equipo y ha jugado como patrullero. Sin embargo, todavía no ha tomado turnos al bate y es el mayor temor de los entrenadores. Judge sintió dolor en las últimas practicas de bateo que tomó y su dirigente, Aaron Boone, no le dio luz verde para estar de lleno en la alineación. El equipo informó que esperan que se instale en la alineación en algún momento de la serie contra Boston o en la serie contra los Orioles. Sin dudas, los Yankees necesitan, malamente, a Judge.

Mookie Betts salió lesionado del último partido de los Red Sox contra los Mets. Betts atrapó un elevado de sacrificio y lanzó al plato sin resultados, pero resultó lastimado en esa jugada. El dirigente, Alex Cora, lo sacó rápidamente del partido, pues con la cómoda ventaja que tiene su equipo, no quiere arriesgar a ningún jugador. No se ha dicho el tiempo que perderá Betts, pero se espera que sea mínimo. Cora sabe que su gran reto para el final de la temporada es mantener a su equipo saludable, pero con ritmo para la postemporada.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.