Real Madrid, 21 tiros y fue incapaz de anotar

0
879

El Real Madrid de Lopetegui refleja crisis, en sus resultados y en sus goles. Los blancos perdieron en Moscú (1-0), en Sevilla hace una semana, y volvió a quedarse en cero por tercer partido consecutivo. Estos es una racha histórica, racha que jamás ocurrió con Cristiano Ronaldo en el campo.

La última vez que el Madrid no hizo ni un gol en tres partidos seguidos fue hace ya 11 años, en la temporada 2006/07, la segunda de Fabio Capello como entrenador blanco, la que acabó con la conquista de la Liga a base de remontadas imposibles.

Pero ahí no queda la cosa. El Real Madrid no se quedaba sin marcar en la Champions desde el 0-0 con el Manchester City de las semifinales del año de la ‘Undécima’. 29 partidos seguidos viendo portería que tuvieron su final en el Luzhniki de Moscú.

Hace dos semanas la historia era distinta en Roma, pero la sensación que deja el equipo blanco no es nada positiva e invita a pensar que algo pasa, que la maquinaria se ha enfriado sin un motivo aparente después del frenesí romano.

Dos semanas atrás hablábamos de un Real Madrid imperial, capaz de pasar por encima de la Roma con hasta 30 remates a la portería del equipo italiano, anunciando buenos y grandes partidos en un futuro inmediato. Pues bien desde esa exhibición el equipo de Lopetegui ha caído en picada, ha sido incapaz de marcar un gol en los últimos tres partidos, dejando patente esa impotencia al no ver puerta ante el CSKA tras recibir un gol en el minuto dos del partido.

5bb3d385dbeae.jpg

Ante el equipo ruso no mereció la derrota, tal y como atestiguan esos tres balones que se estrellaron en los postes de la portería de Akinfeev, pero la sensación que deja el equipo blanco no es nada positiva e invita a pensar que algo pasa, que la maquinaria está fría sin un motivo aparente después del frenesí romano.

Con 21 disparos a puerta y un 70 por ciento de posesión, resulta extraño que un equipo como el Real Madrid no sea capaz de marcar tanto alguno, pero lo más extraño es que no transmitió sensación de poder dar la vuelta al partido, ni de dominar la escena por completo. Se perdían en pases horizontales sin más peligro del que pudiera llegar por el fallo del rival. La profundidad solo existió con Odriozola en el campo. Eso sí, 18 de esos tiros no fueron entre los tres palos.

El aspecto que más debe preocupar es que el primer tiro a puerta termine en gol y más cómo llegó, ante el Sevilla la primera ocasión llegó a los 18 segundo y ante el CSKA no fue ocasión y sí gol, al minuto y medio.

No puedes salir dormido del vestuario y esa es la sensación que está transmitiendo en los últimos choques. Casi gol ante el Sevilla, dominio total del Atlético…O el equipo de Lopetegui espabila o el entrenador va a sufrir. No es normal que se regale espacio y tiempo con tanta facilidad.

Más allá del error de Kroos y que propició el gol de Vlasic, tampoco se puede señalar a nadie en concreto. Corrieron, pelearon, pero no tuvieron acierto, tanto cara a la portería contraria, como de lucidez en el juego. Falla algo y por momentos da la sensación de cierta desconexión en jugadores tan importantes como Kroos, Varane, Benzema o Asensio. La situación se puede voltear, pero cuidado si llegan más fallos.

Real Madrid.jpg

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.