Los Warriors, claros favoritos para el three-peat

0
603

Las últimas dos temporadas de la NBA culminaron con algo en común, los Warriors de Golden State coronándose como campeones. El dominio de este equipo es de tal magnitud, que en una ventana de cuatro temporadas lograron el récord de más victorias en una temporada, con 73 y tres campeonatos.

Por el momento, queda la incertidumbre de si se les puede llamar dinastía, para que no quede duda, los Warriors lucen encaminados a lograr el primer thtee-peat (tres campeonatos consecutivos) en los últimos 16 años.

En la historia de la NBA, solo cinco equipos lograron ganar al menos tres campeonatos consecutivos, siendo los más recientes los Lakers de Shaq and Kobe de 2000 a 2002.

Esta gesta es tan impresionante, que equipos de la talla de los Showtime Lakers de “Magic” y Kareem o los Celtics de Bird no pudieron lograrlo. Lo cierto es que, con todas sus piezas saludables, los Warriors no deben tener problemas en alcanzar la cima nuevamente. Veamos un resumen de los equipos que representan una amenaza para el reinado de Golden State.

Houston Rockets

Los Rockets de Houston fueron el mejor equipo de la pasada temporada regular, terminaron con marca de 65-17, primeros en la Conferencia del Oeste. El equipo integró exitosamente al armador Chris Paul, quien brindó un mayor nivel al equipo dirigido por Mike D’Antoni. James Harden fue el MVP de la temporada regular, al culminar con promedios de 30.4 puntos, 5.4 rebotes y 8.8 asistencias por encuentro. Además, lanzó para 45% de campo, 37% de la línea de tres y 86% de la línea de tiradas libres. Este equipo estuvo a un juego de adelantar a la Serie Final de la NBA, cuando desperdiciaron una ventaja de 3-2 frente a los Warriors en la Serie Final de Conferencia.

Harden.jpg

Los Rockets añadieron a su plantilla a Carmelo Anthony, bajo una lluvia de críticas por el estilo egoísta del alero. Los Rockets sorprendieron con su defensa el año pasado, pero perdieron a dos figuras importantes en ese departamento, a Trevor Ariza y Luc Mbah a Moute. Houston se convirtió en un equipo físico y defensivo que no le permitió a los Warriors jugar con comodidad en su serie.

Mantienen en el plantel a Clint Capela y P.J. Tucker, dos de los mejores jugadores defensivos de su conferencia. Así las cosas, los Rockets tienen el reto de integrar a Carmelo a su rotación y conseguir el rol adecuado para este jugador. Además, consiguieron al armador Brandon Knight, Michael Carter Williams y Marquese Chriss. Mucho se habla de la pérdida de Ariza y Mbah a Moute, pero las adquisiciones de los Rockets aumentan la profundidad de su banca y le ofrecen la oportunidad de competir con los Warriors por la supremacía de la Conferencia del Oeste.

Boston Celtics

Fuera de los Warriors, los Celtics cuentan con el mejor talento de la liga, combinado con una cultura desprendida y ganadora. Su dirigente, Brad Stevens, logra que todos sus jugadores compren la idea de jugar en equipo y defender con garra y energía. Sus jugadores están saludables y contarán desde principios de temporada con Kyrie Irving y Gordon Hayward. El regreso de Hayward representa un dulce problema para Stevens, pues Jayson Tatum y Jaylen Brown demostraron un gran nivel el año pasado y deben mejorar esta temporada. Es un equipo joven con mucho talento y buenos años por delante, combinado con veteranos como el dominicano Al Horford.

Kyrie.jpg

Es un tema interesante saber como Stevens manejará el tiempo de juego de estos jugadores y cómo será su rotación. Es una ventaja tener un equipo tan profundo, ya que puedes mantener a los jugadores frescos para la postemporada. Kyrie Irving es un jugador especial y, de mantenerse saludable, debe estar en la conversación de MVP. Es un armador completo que compró la filosofía de defender en todo momento. Además, tiene todas las herramientas ofensivas para anotar y correr el equipo. Pero, su mayor cualidad es su habilidad para acabar partidos. Los Celtics son los claros favoritos para ganar la Conferencia del Este y le vemos buenas opciones de competir de tú a tú con los Warriors.

OKC Thunder

El Thunder de OKC entra a otro año con buen talento en su plantilla y una gran oportunidad de adelantar en la postemporada. El año pasado se mencionaban como la mayor amenaza de los Warriors en el Oeste, pero nuevamente cayeron derrotados en primera ronda. Cuentan con Russell Westbrook y su estilo y Paul George, un dúo que debe presentar mejoría entrando a su segundo año juntos. George tiene las cualidades perfectas para ser el segundo jugador en un equipo contendor. Pero, Russell Westbrook tiene que aceptar un rol menos protagónico y confiar en sus compañeros, si quiere tener éxito.

Westbrook.jpg

Ya las excusas de que juega solo deben acabar, y más cuando cada año tiene una estrella diferente en su equipo. Desde sus años con Kevin Durant, James Harden y Serge Ibaka, hasta más reciente con Víctor Oladipo y ahora Paul George. La realidad es que Westbrook ha jugado con buenos jugadores, pero siempre quiere hacer demasiado. Como en el partido de eliminación contra el Jazz de Utah, cuando tomó 43 tiros y 19 triples, números irresponsables.

Westbrook cumplió 30 años y debe estar entrando en un proceso de maduración que le lleve a entender que si quiere vencer a los Warriors será de manera colectiva. El talento lo tienen, falta la disposición de jugar como una unidad. Steven Adams es un gran centro, Paul George es la segunda voz perfecta y tienen a Dennis Schroder como armador, para utilizar a Westbrook de escolta cuando sea necesario.

Los Angeles Lakers

Sin dudas, el proyecto más interesante de la NBA. A donde quiera que vaya LeBron James, le perseguirán las cámaras y la atención. Es un jugador especial y llega a una de las franquicias más legendarias de la NBA, los Lakers. James cuenta con mucho talento joven a su alrededor, piernas frescas capaces de correr en todo momento. Brandon Ingram, Kyle Kuzma y Lonzo Ball son el trío de jugadores jóvenes y talentosos que los Lakers quiere mantener unidos. A ellos se les suma Rajon Rondo, JaVale McGee, Kentavious Caldwell-Pope, Josh Hart y Lance Stephenson. El talento está, pero son piezas que no necesariamente concuerden en cancha. LeBron ha jugado la mayor parte de su carrera rodeado de tiradores que le permiten atacar el canasto con espacio. Este equipo no cuenta con los tiradores necesarios, pero cuenta con jugadores con capacidad para crear situaciones en todo momento.

LBJ 3.jpg

LeBron James entra a su temporada 16 y parece increíble que todavía sea considerado el mejor jugador de la NBA. La realidad es que nadie cuida su físico como LeBron y mantiene una Fortaleza física increíble. Pero, tendrá el mayor reto de su carrera este año, cuando tenga que enseñarle a estos muchachos la manera de conducirse día a día para ser campeón. Ser campeón no se trata solamente de talento, hay que crear hábitos y costumbres que se repitan con consistencia. En especial, en el lado defensivo de la cancha. Es ahí donde radica el mayor reto de este equipo y de su joven dirigente Luke Walton. Normalmente los jugadores jóvenes dependen mucho de su habilidad atlética y no se concentran en los detalles. Jugar defensa se trata de funcionar como una unidad, defender a los Warriors es cosa de cinco, no de uno contra uno. Será un proyecto interesante, pero nadie mejor que LeBron para enfrentar este reto.

Mantente informado, síguenos en nuestras redes sociales. Somos calidad, no cantidad. 
Advertisements

Leave a Reply