Cinco razones por las que Mookie Betts es el MVP

0
1694

La temporada 2018 de las Grandes Ligas oficialmente culminó con la entrega de los premios individuales. El jardinero derecho de los Medias Rojas de Boston fue el mejor jugador de principio a fin y contribuyó en grande a que los Medias Rojas lograran la mejor temporada de su histórica franquicia. Ganaron 108 juegos en la temporada regular y ganaron la Serie Mundial. Fueron dominantes desde abril hasta octubre y su primer bate estuvo en el medio de todo.

1. Lideró las Grandes Ligas en promedio

Mookie fue el bateador más consistente de las Grandes Ligas y ganó el título de bateo al conectar para promedio de .346. Su habilidad para llegar a base y crear situaciones para sus compañeros de equipo lo convirtieron en una de las mayores amenazas de la Liga Americana. Y es que el estelar jugador podía batear para promedio y poder para todas las bandas. Además, bateaba oportunamente en los momentos cruciales.

2. 10.9 WAR – una marca extraordinaria

El WAR es una estadística que mide las victorias que aporta el jugador a su equipo en comparación con otro jugador que lo remplace. Esta estadística es normalmente dominada por Mike Trout, pero este año Betts fue el mejor de principio a fin. Lideró la liga con 10.9 de WAR y demostró su impacto en ofensiva y defensa.

3. Fue el jugador que más carreras anotó

Betts es un primer bate diferente. Desde principios de temporada el dirigente Alex Cora, decidió que Betts sería su primer bate y lo utilizarían como los Astros utilizaban a George Springer. La diferencia fue inmediata, en el 2017 Betts era utilizado como primer, segundo y tercer bate y su rol cambiaba cada noche. Con la llegada de J.D. Martínez la alineación se estabilizó y Betts tenia definido su rol como primer bate. Lideró la liga con 129 carreras anotadas y es que siempre estaba en base.

4. Miembro del Club 30/30

Poder, promedio, defensa y velocidad. Este señor tiene todas las herramientas para ser una estrella en las Grandes Ligas. Se estafó 30 bases y conectó 32 jonrones, muestra adicional de su valor en el terreno de juego. Alex Cora sabía que su mejor jugador era capaz de crear ofensiva con su velocidad y lo utilizaba cada vez que podía.

5. Una defensa elite

Los lanzadores de los Red Sox tienen una ventaja sobre los del resto de la liga. Cuentan con el mejor trio de “outfielders” y en los jardines no pica una bola. Mookie Betts ganó su tercer Guante de Oro consecutivo y junto a Jackie Bradley Jr y Andrew Benintendi forman una defensa de ensueño. Nuevamente, el impacto de Betts ese n cada detalle del juego, desde que está en el camerino, cuando abre el juego como primer bate, cuando defiende los jardines o cuando le toca el turno crucial para decidir el encuentro. Es un jugador especial con todas las herramientas para convertirse en uno de los mejores tres jugadores de las Grandes Ligas. Además, apenas tiene 26 años y no hemos visto sus mejores temporadas. Los jugadores tienen un jugador franquicia en Betts y deben buscar la manera de firmarlo para que sea una Media Roja de por vida.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.