Cuando se trata de acumular estadísticas, nadie lo hace como Russell Westbrook. Empató con Wilt Chamberlain con nueve tiples- dobles consecutivos. Su habilidad para acumular números es sin precedentes, lo que lo convierten en un jugador especial.

En la historia de la NBA solo un jugador había logrado una temporada con promedio de triple doble (más de 10 puntos, rebotes y asistencias). Pero, Westbrook desafía todo el entendimiento y lleva dos temporadas consecutivas con promedio de triple-doble, algo que nadie había logrado. Este año, va rumbo a su tercera temporada con dicho promedio, algo que es muy difícil que se vuelva a lograr.

Además, mantiene promedios de 21.2 puntos, 11.1 rebotes y 11.2 asistencias por juego. Números impresionantes que lo colocan en los libros de historia de la NBA. Sn embargo, también atraviesa su peor temporada lanzando el balón. Apenas lanza para un 41.5% de campo, 64.6% de la línea de tiradas libres y va camino a la peor temporada en la historia de la NBA lanzando el triple con promedio de 24.6%. Sus números son alarmantes, pero Westbrook impacta el juego de muchas maneras. Además, cuenta en su equipo con Paul George, un candidato a MVP que se hecha a los hombros la responsabilidad de anotar el balón y de hacerlo en los momentos cruciales. No debe extrañar que Russ siga rompiendo marcas de estadísticas, esa será su marca, su legado, aunque nunca gane un campeonato.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.