Como un libreto de película se encuentra la clasificación de FIBA Américas al Mundial China 2019. El último boleto disponible se decidirá en el partido entre Puerto Rico y Uruguay este próximo lunes, 25 de febrero en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan. Puerto Rico logró una importante victoria 87-86 sobre Argentina que los coloca a las puertas del Mundial.

Apretada victoria frente Argentina

Puerto Rico tuvo un comienzo frío, donde pasó mucho trabajo para anotar y tomar ritmo. Argentina no vino con sus mejores jugadores, pero fueron un digno rival de principio a fin. El quinteto boricua cometió 13 turnovers en la primera mitad, pero lograron crear una pequeña ventaja al medio tiempo. El tercer parcial fue excelente parala escuadra caribeña y lograron ventaja de doble dígito. Comenzaron a dominar el juego y con ventaja de 10 puntos con menos de seis minutos por jugar, el partido parecía decidido. Sin embargo, los gauchos culminaron el parcial con un avance de 21-10 para empatar el partido y forzar el tiempo extra.

El tiempo extra fue un momento difícil para los boricuas, a quienes le pesaban los minutos y no encontraban su ofensiva. Los armadores no aguantaban la presión de los gauchos y no podían correr la ofensiva con efectividad. Gary Browne y Javi González lucieron erráticos y Carlos Rivera no podía mantenerse en cancha por mucho tiempo.

Con menos de 30 segundos por jugar, John Holland anotó un triple enorme que le brindó la ventaja final a los boricuas. Holland fue pieza crucial en el partido con su energía en defensa y sus canastos claves.

A una victoria del Mundial

Este próximo lunes será uno de los juegos más importantes del baloncesto boricua en la última década. Un encuentro de vida o muerte contra Uruguay por el pase al Mundial China 2019. El equipo que gane el partido se llevará el último boleto a China. Uruguay ganó el primer encuentro entre ambos 64-62 en su casa. Ahora el escenario será el Coliseo Roberto Clemente de San Juan. El quinteto boricua llega con muchas bajas en su plantilla, pero con la ventaja de jugar en su histórico Coliseo, que ya se encuentra todo vendido.

Los Uruguayos son un equipo metódico que gustan de jugar pausado a media cancha y mantienen el juego físico en todo momento. Será una guerra en la cancha y un juego de ajedrez en el banquillo con ambos dirigentes sacando todos sus trucos para buscar alcanzar el Mundial. El Clemente es un lugar mágico que llena de energías a su equipo y mete mucha presión al contrincante. Se espera casa llena y mucha energía ante uno de los partidos más grandes ls basket puertorriqueño.

Advertisements

Leave a Reply