Los Sixers de Philadelphia lograron una importante victoria 118-115 sobre sus rivales Celtics. Boston parece tenerle la medida a los Sixers y en la noche del miércoles le jugaron de tú a tú de principio a fin. Los Sixers fueron eliminados el año pasado por unos Celtics que no contaban con su estelar Kyrie Irving y este año habían perdido todos los enfrentamientos. Joel Embiid salió decidido a cambiar la suerte de su equipo y con 37 puntos y 22 rebotes lideró a su equipo a la victoria.

Importante victoria de cara a la postemporada

Los Sixers se encuentran en la lucha por el tercer lugar de la Conferencia del Este. Con marca de 46-25, con dos juegos y medio de ventaja sobre los Pacers y tres de los Celtics. Apenas restan 11 partidos y los Sixers tienen la oportunidad de abrazar esa tercera posición. Esto representa ventaja de cancha local en la primera ronda y un posible enfrentamiento contra los Raptors de Toronto en la segunda vuelta de los Playoffs.

Brilla Kyrie en causa perdida

Kyrie Irving exhibe buen nivel al culminar la noche con 36 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias. El dominicano Al Horford le siguió con 22 puntos. Los Celtics juegan para 43-28, muy por debajo de sus expectativas, pero con la oportunidad de todavía luchar por la tercera posición. Boston dominó la primera mitad y comenzó el tercer parcial con ventaja de doble dígito. Sin embargo, una jugada en la que Marcus Smart empujó a Embiid y fue expulsado, llevó a una explosión de los Sixers que cambió el rumbo del partido. Luego de esa situación los Sixers se pudieron pegar en el marcador y fueron más agresivos.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.