¿Pueden los Rockets remontar la serie contra los Warriors?

0
157

Todos en la NBA esperaban la serie entre Rockets de Houston y Warriors de Golden State. El año pasado estos dos equipos se enfrentaron en la final de conferencia y se fueron a un máximo de siete encuentros, ganando los campeones Warriors. Pero, muchos esperaban que este año llegara la venganza por parte de los Rockets y ese no fue el caso en los primeros dos encuentros de la serie. Los Warriors ganaron los primeros dos partidos en casa y ponen la serie 2-0 de cara a dos enfrentamientos en Houston. Luego de dos derrotas seguidas, ¿pueden los Rockets remontar y ganar la serie?

Dominante la alineación llamada “The Hamptons Five”

La alineación compuesta como “The Hampton Five” está compuesta por Steph Curry, Klay Thompson, Andre Iguodala, Draymond Green y Kevin Durant. El dirigente, Steve Kerr, está utilizando esta alineación la mitad del tiempo de juego y los resultados son increíbles. La defensa de este grupo de jugadores es extraordinaria y mantiene a los Rockets jugando de manera ineficiente e incómoda.

Es una alineación bajita, pero con mucha movilidad y juegan con mucha intensidad. Pueden intercambiar tareas defensivas en las cortinas y nunca quedan en desventaja. La labor contra Harden ha sido monumental, limitándolo a lanzar para un pobre 38% de campo. La estrategia de los Warriors es clara, presionar a Harden para no dejarlo pensar y tomar buenas decisiones. Todo triple de Harden es retado y cuando alcanza la pintura lo espera Draymond Green o Kevin Durant. El juego físico que se permite en postemporada tiene un gran efecto en la efectividad de Harden, pues los Warriors lo enfrentan con mayor rudeza y Harden no recibe el mismo trato por parte de los oficiales.

Los próximos dos juegos son de vida o muerte

La serie cambia de escenario y se mueve a Houston para los próximos dos partidos. Los Rockets necesitan buscar un despertar o esta serie podría acabarse en cinco encuentros. Golden State cumplió con su responsabilidad de defender su casa y mantienen ventaja de cancha local. Ahora, Houston necesita hacer los mismo y regresar a la Bahía empatado 2-2. El segundo partido de la serie fue sorprendente, los Rockets necesitaban la victoria, pero los Warriors fueron los agresores desde el minuto uno. Eso no puede ocurrir nuevamente, Houston debe ser el equipo agresivo y buscar la manera de jugar un estilo más eficiente contra estos Warriors.

Chris Paul y Clint Capela deben aportar más

Clint Capela no ha sido factor en esta serie y tiene que demostrar más para que los Rockets tengan oportunidad. Seamos honestos, Capela no es un jugador al que se le pueda dar el balón para generar ofensiva. Pero, es un jugador de energía que puede impactar el partido de diversas maneras. Capela es Bueno rescatando rebotes ofensivos y terminando en la pintura con pases de Harden y Chris Paul. Capela ha sido dominado por Durant y Green y eso no puede continuar sucediendo. Es hora de que el centro de los Rockets deje su huella en la serie.

Chris Paul no luce en su mejor momento y los Rockets lo están sintiendo. AL parecer ya CP3 no tiene nivel de Estrella en la NBA, pero para que los Rockets tengan oportunidad lo necesitan jugando a un alto nivel. AL momento promedia 17.5 puntos y cinco asistencias por juego, muy por debajo de lo que necesita su equipo. Paul debe ser un jugador de, al menos, 20 puntos y ocho asistencias para que Houston tenga oportunidades de victoria en esta serie. La mayoría de la responsabilidad de crear jugadas ofensivas recae en los hombros de Harden y los Warriors lo saben. Pore so, han logrado defenderlo de manera efectiva y el equipo sufre las consecuencias. Chris Paul debe aliviar el peso de Harden en ofensiva para que Houston pueda meterse de lleno en la serie.

Los Rockets han defraudado con este comienzo de serie. Sin embargo, todavía están a tiempo de recuperarse y adelantar. Para esto, tienen que ganar los próximos dos partidos y regresar a la Bahía empatados a dos. Si por el contrario, los Warriors logran robarse un juego en Houston, esta serie se estaría acabando en cinco partidos y dejando la sensación de decepción por parte de los Rockets.

Advertisements

Leave a Reply