Es un hecho que la serie entre los Raptors y los Bucks tendrá sexto partido y la garantía de que regresará el sábado a Toronto. Los de Kawhi Leonard hicieron su trabajo en cancha, ganaron el encuentro del domingo y anoche el cuarto juego, empataron así las Finales del Este contra los Bucks (2-2). Una sorpresa con distancia de 120-102 para que Milwaukee saboreará apenas su segunda derrota conrrida en estos playoffs.

Resultado de un trabajo en equipo

Toronto demostró que cuando funciona como un colectivo y no en manos de Kawhi Leonard son más efectivos. Los hechos están ahí y este martes volvieron a demostrar que la suma de todos facilita la velada.

Leonard que arrastraba problemas en la pierna desde el juego tres y cojo por momentos, aportó 19 puntos. En otro escenario esto representaría la muerte de los Raptors, pero las piezas lograron aportar y ayudar a su estrella. Luego de un inicio flojo de 5-12, donde los Bucks alcanzaron la máxima de la noche con siete puntos de distancia, los locales amarraron el partido.

Fundamental en esta primera mitad la labor de Kyle Lowry, quien anotó en los dos cuartos de inicio 18 de los 25 puntos con los que cerraría el partido.

Impulsados por su base, los Raptors empezaron a llevarse la victoria y a hacer distancia en el segundo cuarto, parcial de 34-23 y 65-55 camino de los vestuarios. Además de Lowry, Marc Gasol, 17 puntos, 3.6 en triples y 5 rebotes y 7 asistencias, volvió a dar un clínic de distribución del juego desde su eminencia.  Con todo, los refuerzos eran necesarios más allá del quinteto titular y llegaron desde el baquillo imponentes. Serge Ibaka, por momentos omnipresente para capturar cuanto rebote rondara por el aro, hizo 17 puntos y 13 capturas y Norman Powell, heredado del tercer partido, volvió a ser valiente de cara al aro para hacer 18 puntos. Más fino desde el perímetro estuvo Fred VanVleet con 13 puntos y seis asistencias.

Con un cuarto por celebrarse, los Raptors dominaron el escenario (94-81). No había presión, no había agonías. Giannis Antetokounmpo hizo un doble-doble estéril de 25 puntos y 10 rebotes, aunque esta vez el mejor de los de Wisconsin fue Khris Middleton con 30 unidades.

Toronto vivió tan relax los últimos minutos que en ellos pudo colocar un quinteto formado por perfiles de la tercera unidad: Jodie Meeks, Malcom Miller, Jeremy Lin, que ha caído fuera de la rotación en las últimas semanas, Chris Boucher y Eric Moreland. La contienda estaba saldada. Los Bucks, con sus suplentes de los suplentes, y fichas como Tim Frazier en pista, también habían tirado la toalla. Habrá más pelea en el Game 5, este jueves, en Milwaukee.

Advertisements

Leave a Reply