Los Astros de Houston tomaron ventaja de 2-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, detrás de los brazos de sus dos caballos, Justin Verlander y Gerrit Cole. Ahora, las esperanzas de los Mulos del Bronx se encuentran en el cuarto partido de la serie, con su estelar Masahiro Tanaka en el montículo. La suspensión del partido del miércoles ayudó a que ambas rotaciones se re-establecieran y regresaran a donde todo comenzó. El jueves tendremos el duelo de Tanaka vs. Greinke, viernes lanzarán James Paxton vs. Justin Verlander y, de ser necesario, el sábado lanzarían Luis Severino vs. Gerrit Cole.

Los Yankees no se pueden dar el lujo de caer 1-3 en la serie, sabiendo que tendrían que enfrentar nuevamente a Verlander y Cole. Por esta razón, el próximo juego será el partido más importante de la temporada para los Yankees. Necesitan la mejor actuación de Tanaka y el bateo debe despertar en su estadio. En su primera aparición en la serie, el derechó dominó a los Astros por espacio de seis entradas, donde solo permitió un indiscutible. Restan dos juegos en el Yankee Stadium y New York espera salir de ahí con la serie 3-2 a su favor, de cara a los partidos 6 y 7 en Houston.

El momento de la verdad para los Yankees

Llegó el momento de la verdad, el momento donde estos grandes peloteros deben demostrar de que están hechos. El año pasado desaparecieron en la Serie Divisional frenta a los Medias Rojas de Boston y ahora deben demostrar que pueden ganar en la postemporada. La salida de Giancarlo Stanton de la alineación ha debilitado la ofensiva Yankee, pero se espera que esté de vuelta para el cuarto partido. Aaron Judge, Edwin Encarnación, Didi Gregorius y Gio Urshela deben re-aparecer para que el equipo tenga oportunidad.

Los Astros van con todo

No es secreto para nadie que si los Yankees caen 1-3 abajo, difícilmente puedan remontar. El momentum está a favor de Houston y en el cuarto partido irán con todo para rematar y poner la serie en caja de seguridad. Greinke no tuvo su mejor salida en el juego 1, pero sabemos que es capaz de lanzar una joya en cualquier momento. El dirigente, A.J. Hinch, tendrá toda la atención en las primeras entradas y si ve a Greinke titubeando, no tardará en sacarlos del partido. Los Astros han estado en esta situación antes y saben que el juego cuatro es crucial, pues puede decidir la serie a su favor o meter de lleno en la serie a sus contrincantes.

Los restantes juegos se jugarán de manera corrida hasta el domingo, cuatro juegos en cuatro días. Por eso, el uso del bullpen debe ser uno más pensado, lo que puede afectar a los Yankees. Boone ha utilizado la estrategia de utilizar a su bullpen en todo momento, no dando espacio a duda. Sin embargo, con cuatro días consecutivos, se acentúa la necesidad de una salida larga de uno de sus iniciadores, probablemente de Tanaka.

Será un juego interesante, donde Tanaka regresa a lanzar en el juego más importante de la temporada. Los Yankees necesitan anotar temprado o la presión caerá en sus hombros. No hay dudas de que los Yankees son el equipo que más necesita este partido, pero los Astros saben que de ganar ellos, las probabilidades de alcanzar su segunda Serie Mundial en tres años, son altas.

Por otra parte, los bateadores Yankees tienen que soltarse y poner carreras en la pizarra temprano en el juego. No se pueden dar el lujo de caer en la presión de jugar atrás en el marcador. Es el momento preciso, frente a su fanaticada, para que los Mulos demuestren que merecen ir a su primera Serie Mundial desde 2009.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.