LeBron James entra a su temporada #17 con altas expectativas y con la oportunidad de competir por el Campeonato. Pero, para que eso sea posible debemos esperar a un LeBron jugando al más alto nivel.

¿Será eso viable con 35 años de edad y tanto millaje en su cuerpo?

Ya “El Rey” comienza a contestar esa pregunta y la liga debe empezar a preocuparse. James se enfrascó en una dura batalla con uno de los mejores jugadores jóvenes de la actualidad, el esloveno, Luka Doncic. El Novato del Año de la pasada campaña logró otro triple-doble con 31 puntos, 13 rebotes y su ‘career high’ con 15 asistencias. Pero, LeBron dejó claro que no está dispuesto a ceder su trono y ripostó con 39 puntos, 12 rebotes y 16 asistencias en la victoria de su equipo.

Con estos números, James se convierte en el primer Laker con 30-15-10 desde que lo lograra “Magic” Johnson en la temporada de 1990.

Además, LeBron se convirtió en apenas el tercer jugador de la historia con 30 triple-dobles de 30 puntos o más, uniéndose a Russell Westbrook y Oscar Robertson.

Pero no queda ahí, LeBron alcanzó el séptimo puesto de la historia en tiros libres anotados al pasarle a Jerry West. James anotó su tirada libre 7,161 y el próximo en la lista es el alemán Dirk Nowitzki que anotó 7,240 tiros libres en su carrera.

Cuando culmine la carrera de este señor estaremos hablando de las mejores estadísticas de la historia para un jugador. Lo impresionante de todo es que sigue jugando a un nivel de elite en su temporada 17 y con 35 años, algo que no logró nadie en la historia de este juego. Al parecer hay que re-definir los límites con LeBron James, pues su determinación parece no tener fin y todavía sigue demostrando que es uno de los mejores jugadores de la NBA.

Sportology, más allá de la noticia el análisis.

Advertisements

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.